sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
05 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

"El Peti", un delincuente de 17 años que terminó muerto a balazos

0
Comentarios


Tenía atemorizados a sus vecinos de Villa Jardín, en Lanús. En los últimos tiempos, tuvo que desaparecer porque estaba acusado de matar a un joven. Se refugiaba en la casa de su novia, en Villa Lugano. Fue hallado con un balazo en la cabeza.

El Peti, un delincuente de 17 años que terminó muerto a balazos
Foto:

Dos menores de edad fueron detenidos en las últimas horas en Ciudad Oculta, ubicada en el barrio porteño de Villa Lugano, por el crimen de un delincuente de 17 años apodado "El Peti".

Según informó el blog Policiales Ahora "El Peti" apareció baleado en la cabeza en ese asentamiento porteño durante los últimos días y falleció cuando se encontraba internado en grave estado en el hospital Santojanni.

Fuentes policiales informaron a ese blog que todo se inició con un operativo en el barrio Padre Mugica, ubicado en la intersección de las avenidas Castañares y General Paz, también de Villa Lugano y situado a unas ocho cuadras del anterior asentamiento, por personal de comisaría 48ª de la Policía Federal de la Ciudad. Allí se secuestraron computadoras portátiles, teléfonos celulares y distintos elementos ligados a la comunicación, aunque no se dio con las personas indicadas como líderes de la banda.

Por este motivo, el personal policial se dirigió a Ciudad Oculta para efectuar otro allanamiento, donde se hallaron a dos menores de edad, uno de ellos apodado "El Baba", ambos integrantes de la banda que se desbarató y con responsabilidad por el crimen del delincuente menor.

En el lugar se incautaron más de 200 dosis de cocaína, gran cantidad de picadura de marihuana y varios teléfonos celulares.

El allanamiento es fruto de la investigación por el crimen de 'El Peti'", quien tenía varias entradas penales por robo y con pedido de captura por el homicidio de un policía

Al llegar al lugar observaron que el joven  estaba recostado sobre su lado izquierdo y tenía manchas de sangre en la cabeza, por lo que de inmediato se llamó al servicio del SAME, cuyo personal comenzó a atender al menor pero este falleció horas después.

"El Peti" se llamaba Leandro y había nacido a la vera del Riachuelo y crecido en medio de los agitados pasillos de Villa Jardín, de Lanús. Cometió dos homicidios y le atribuyen al menos otros ocho.

Había tenido que desaparecer de su territorio: había asesinado a un joven y estaban buscando venganza. Entonces se guareció en lo de su novia, en la manzana 12 de la Villa 15, en Ciudad Oculta, barrio porteño de Villa Lugano. Fue allí donde el sábado pasado cuatro encapuchados se lo cruzaron. Y lo mataron de tres balazos con armas calibre 9 milímetros.

Unos días antes de su muerte (el 26 de abril), un chico del barrio había sido agredido de varios disparos. Todos señalaron a "El Peti" como el asesino. Leandro llevaba pocos meses escondido en Villa Lugano. Los investigadores tenían lista una orden de allanamiento y sabían que sobre él pesaba un pedido de captura de la Justicia de Lomas de Zamora, porque el 2 de enero pasado había baleado a dos jóvenes para robarles, en Carlos Pellegrini y Warnes, Villa Jardín. Uno se salvó. Pero el otro, Jhonatan Palacios (16), murió.

La Policía Bonaerense empezó a buscarlo por todas partes. La primera novedad certera sobre dónde estaba llegaría recién el martes de la semana pasada, con el ataque en Ciudad Oculta. Y mientras las divisiones de Homicidios de la Federal y de la Bonaerense se ponían de acuerdo para atraparlo, Leandro cayó bajo la mira de cuatro encapuchados.

Además del crimen de Palacios, "El Peti" también estaba acusado de matar a Julio Acosta (20), un amigo suyo. Ese hecho sucedió el 6 de julio de 2014. Leandro tenía entonces solo 15 años. Acosta fue baleado en su propia casa, también en Villa Jardín.

La novia de ese joven y otro testigo coincidieron en que "Peti" era el asesino, pero hablaron de un accidente. Dijeron que estaban comiendo pizza y tomando cerveza. Y que, en determinado momento, Leandro se puso a jugar con un revólver. El "chiste" terminaría en tragedia: Acosta recibió un tiro en medio del pecho.

      Embed

Comentarios Facebook