martes 6.12.2016 - Actualizado hace
#NiUnaMenos
07 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Espanto en Ramos Mejía: las encuentran estranguladas, desnudas y con signos de abuso

0
Comentarios


Una joven de 26 años y otra de 14 que estaba a su cuidado fueron halladas asesinadas en un galpón. A las dos las violaron. El sereno del predio -que habría abusado de su propia hija- es el principal sospechoso.

Espanto en Ramos Mejía: las encuentran estranguladas, desnudas y con signos de abuso
Foto:

      Embed

      Embed

Una joven de 26 años y una adolescente de 14, que estaba a su cuidado, fueron asesinadas por estrangulamiento y sus cuerpos fueron hallados totalmente desnudos, tras haber sido abusadas sexualmente, en un galpón de la localidad de Ramos Mejía. Los investigadores del caso manejan como principal hipótesis que el sospechoso del doble femicidio es el sereno que cuidaba el lugar, un hombre con antecedentes penales por haber violado a su propia hija, cuando era una niña de 12 años, y que se encuentra prófugo, pese a varios operativos que se concretaron para intentar localizarlo y detenerlo.

El episodio fue descubierto cerca de la medianoche del último viernes, en un depósito de la Avenida de Mayo al 2080, en inmediaciones del predio del Colegio Don Bosco, cuando efectivos policiales buscaban a María Soledad Ramos, la mayor de las víctimas y madre de dos chicos de 7 y 9 años, a los que no había ido a buscar a la salida de la escuela en horas de la tarde. En consecuencia, los docentes dieron cuenta a la Policía y ofrecieron el dato del domicilio que tenían registrado en la ficha de inscripción de los alumnos.

Al llegar al lugar, los uniformados encontraron la puerta cerrada con llave y candados, decidieron forzarla y de inmediato, descubrieron los cadáveres de la joven y de la adolescente, identificada como Florencia Ayelén Mariezcurrena. "Las víctimas estaban en una habitación precaria, confeccionada con cartones en la parte delantera del galpón, sobre una cama, desnudas, ensangrentadas y con signos de haber sido violadas", indicó uno de los investigadores del caso.

Una vez convocados, los peritos de la Policía Científica observaron las marcas en sus cuellos, coincidentes con un "estrangulamiento por lazo", producidos con un cable, uno de los objetos que fueron secuestrados en la escena del crimen. En una mesa de luz también encontraron un preservativo usado y ensangrentado, que será peritado para extraer muestras de ADN del supuesto asesino.

Tras una serie de averiguaciones entre los vecinos, se estableció que el galpón contaba con un sereno, Cristian Héctor Perrone (de 43 años), que vivía en una pieza del fondo y al que varias personas habían visto salir, horas antes, "con un notable apresuramiento". Al respecto, un remisero aportó que lo vio caminando con una bolsa, en la que se presume que se llevó la ropa interior y los documentos de ambas víctimas, que no fueron encontradas en el galpón

Además, la gente de la zona señalaron al hombre como "la pareja" de María Soledad Ramos y el dueño del galpón explicó que ambos vivían allí, pero en habitaciones separadas. "Perrone era el vigilador del lugar y la chica vivía allí con sus hijos como un favor porque no tenía donde quedarse", trascendió.

La abogada Liliana González, quien representa a los familiares de las víctimas, sostuvo: "No existe la certeza de que el sereno haya sido la única persona" que intervino en el hecho, aunque la fuga de Perrone abona la hipótesis de su exclusiva autoría.

En relación al vínculo entre la joven y la adolescente, allegados de María Soledad Ramos y Florencia Mariezcurrena aseguraron que "no eran parientes, pero sí mantenían una amistad y que como la adolescente tenía a su madre internada por problemas de salud, pasaba mucho tiempo en el galpón cuidando a los hijos de la joven".

Además, aportaron un dato que terminó de orientar definitivamente la investigación hacia el sereno del galpón. "María Soledad contó en distintas oportunidades que Perrone había intentado propasarse con ella y también supo que su ex mujer lo había echado de la casa, por abusar sexualmente de su propia hija, una nena de 12 años. También lo calificaron como un tipo conflictivo, de mal carácter y de poco contacto con la gente del barrio", se indicó.

La causa quedó a cargo del fiscal José Luis Marotto, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Temática de Homicidios del Departamento Judicial La Matanza, que ahora espera el informe final de las autopsias realizadas sobre el cuerpo de las víctimas para determinar la mecánica de su muerte (en forma preliminar, se le indicó que fueron estranguladas), la hora estimada en que ocurrieron, entre otros aspectos, frente a la sospecha que pudieron haber sido drogadas previamente.



      Embed


Comentarios Facebook