viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Papa Francisco
10 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Hebe de Bonafini visitará al Papa si los médicos se lo permiten

0
Comentarios


Será en los próximos días y la titular de Madres de Plaza de Mayo confirmó la invitación de Francisco, aunque puso reparos por su estado de salud

Hebe de Bonafini visitará al Papa si los médicos se lo permiten
Foto:

Hebe de Bonafini nunca miró con entusiasmo a los principales representantes de la Iglesia hasta que Jorge Bergolio, a quien supo tildar de "fascista", se convirtió en el Papa Francisco, el hombre que en los próximos días la recibirá en el Vaticano si los médicos de ella lo permiten.

Todo comenzó con una información en potencial publicada por un matutino porteño y terminó con la confirmación de la titular de Madres de Plaza de Mayo, quien en declaraciones a radio Télam precisó: "Me estoy haciendo un chequeo para ver si puedo viajar. La gente lo da por hecho, pero todavía tengo que ver qué dicen los médicos".

"He estado muy enferma y un viaje largo, con casi 88 años, tengo que hacerlo con buena salud", agregó, y anticipó el motivo de la visita: "Va a ser una cosa privada, no voy a pedir nada personal; como siempre, como hacemos el trabajo las Madres, que sirva para todos, para unos y para otros".

Y, frente a la sorpresa que generó en algunos sectores por el simbolismo que representa el encuentro, aclaró: "Siempre me está invitando Bergoglio para que vaya. Le pido varias cosas que, si él las hace, yo voy a ir".

Más allá de todo, Francisco siempre se mostró dispuesto a recibir a personalidades de diferentes signos políticos, desde Cristina Kirchner en varias oportunidades, a Mauricio Macri, con quien mantuvo siempre una fría relación.


LEA MÁS:

      Embed

"La basura va junta, Macri, Bendini y Bergoglio. Son de la misma raza y de la misma ralea. Son fascismo, son la vuelta de la dictadura. Son la dictadura misma. Los tres representan la dictadura", llegó a decir Hebe en 2007.

Al año siguiente, Bonafini encabezó la toma de la Catedral porteña, que por entonces estaba a cargo de Bergoglio, y desafió con la revelación de un detalle escatológico: "Nos clausuraron los baños de la Catedral y tuvimos que improvisar uno, detrás del altar".

Cinco años después, con la asunción de Francisco como Papa, uno de los mayores símbolos en la lucha por los Derechos Humanos le escribió una nueva misiva a Bergoglio, pero con un tono conciliador. "Las Madres le queremos decir, Papa Francisco, que estamos mirando con mucha atención todas sus intenciones de transformar, en parte, el poder del Vaticano", comenzaba el texto.

"Las Madres estamos convencidas que en lugar de luchar contra la pobreza hay que luchar contra la riqueza", rezaba en otro pasaje, para cerrar: "Gracias, por ahora, y permítame que lo abrace".

      Embed




Comentarios Facebook