domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
10 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cayó uno de "Los Doce Apóstoles" por un crimen en Merlo

0
Comentarios


Marcelo Cristian Vilaseco Quiroga, de 40 años, fue detenido acusado de asesinar a un hombre en octubre pasado. Lo atraparon trepado a un tapial, intentando escapar, y le secuestraron un revólver con la numeración suprimida

Cayó uno de Los Doce Apóstoles por un crimen en Merlo
Una imagen emblemática del motín ocurrido hace 20 años en Sierra Chica
Foto:

Un hombre que había integrado el grupo conocido como "Los Doce Apóstoles", protagonista de un sangriento motín en la Cárcel de Sierra Chica", fue detenido como acusado de asesinar a un hombre en el partido bonaerense de Merlo.

Se trata de Marcelo Cristian Vilaseco Quiroga, de 40 años, quien recuperó la libertad recientemente luego de pasar dos décadas en prisión por una importante calidad de delitos.

El operativo policial fue realizado este lunes en la zona de Parque San Martín y estuvo a cargo de policías de la Delegación Departamental de Investigación (DDI) de Merlo, indicaron voceros policiales.

Villaseco Quiroga, quien se encontraba fuertemente armando, fue sorprendido subido a un tapial cuando intentaba escapar por los fondos de la vivienda situada en Benoit al 300, de ese distrito del oeste bonaerense.

El hombre está acusado del crimen de Claudio Garnica, de 39 años, ocurrido en octubre último en una precaria vivienda situada en Lourdes y Pearson, de la misma localidad.

Testimonios recogidos por la Policía indicaban que Villaseco Quiroga había sido visto en la casa, de donde salió con una bolsa a la hora en la que se habría cometido el crimen. Al ser detenido, se le incautó de un revólver "Rubi", de fabricación española y calibre 38 largo SPL, con cinco cartuchos del mismo calibre en tambor y la numeración suprimida.

El hombre fue puesto a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 6 del Departamento Judicial de Morón.


LEA MÁS:
      Embed

 

AQUEL SANGRIENTO MOTÍN

Ocurrió el 30 de marzo de 1996 en el penal de Sierra Chica, del partido de Olavarría, trece presos, entre los que se encontraba Villaseco Quiroga, tomaron guardias como rehenes e intentaron fugarse.

En el frustrado intento de escape, los presos usaron como escudos humanos a los rehenes, que resultaron heridos. Posteriormente, los amotinados atacaron a un bando rival de presos, ocho de los cuales fueron asesinados, descuartizados e incinerados en un horno.

Versiones que nunca pudieron ser confirmadas llegaron a indicar que los internos prepararon comida con restos humanos. El motín, uno de los más sangrientos de la historia penitenciaria argentina, se prolongó por ocho días.

      Embed

Comentarios Facebook