jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Política
10 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Encontraron muerto a Horacio Quiroga, empresario vinculado a Lázaro Báez

0
Comentarios


El cadáver apareció dentro de la bañera de su departamento, en el barrio porteño de Recoleta. Quiroga presidió empresas petroleras pertenecientes a Báez.

Encontraron muerto a Horacio Quiroga, empresario vinculado a Lázaro Báez
Foto:

El ex director de varias empresas petroleras vinculadas al empresario Lázaro Báez, Horacio Quiroga, fue encontrado muerto ayer en su departamento del barrio porteño de Recoleta, informaron fuentes policiales. La sospecha es que Quiroga, quien sufría de problemas respiratorios y padecía de crisis asmáticas, murió por causas naturales y sufrió un fuerte golpe en la cabeza al caer al piso, pero la fiscalía número 2, a cargo de Santiago Vismara, la caratuló como "muerte dudosa".

Fuentes policiales dijeron a Télam que el hallazgo se produjo en horas de la mañana en el domicilio de Quiroga, en la avenida Callao 1150, 7º "B". Según los investigadores, el cuerpo del hombre se hallaba dentro de la bañera en medio de un charco de sangre, y presentaba un fuerte golpe en la cabeza. Uno de los hijos de 10 años del empresario fue quien encontró el cadáver y dio aviso a la policía, por lo que pocos minutos después llegaron efectivos de la comisaría 17ª al lugar. Las sospechas apuntan a que el hombre sufrió una descompensación cardíaca y que cayó desvanecido al piso.

"Mi familia quedó destruida luego de mi paso por la empresa de Lázaro. No soportaron la presión que ejerció sobre mí", había denunciado Quiroga al periodista Luis Novaresio en una entrevista que publicó Infobae TV, a comienzos de abril.

Quiroga presidió dos emprendimientos petrolíferos de Santa Cruz que le fueron otorgados a Báez, hoy detenido por el juez Sebastián Casanello. "Báez era socio y empleado de Néstor Kirchner. Recibía sus órdenes, pero participaba de los millones de dólares que enviaba el ex presidente", expresó.

A Quiroga no le sorprendió ver el video de la financiera SGI conocida como "La Rosadita': "en nuestra empresa, yo vi contar una montonera de dinero. Hasta 7 millones de dólares que estaban encima de una mesa", graficó. "No sé si robaba para la corona. Sé que Báez se enriqueció de manera escandalosa, de una forma imposible de justificar", expresó. Quiroga fue despedido por el empresario patagónico luego de que se negara a justificar el origen del dinero que crecía día a día.

"Me echaron y yo fui a la Justicia. A Báez le gané dos juicios y eso hoy me permite exhibirlo ante mis hijos y ante toda la comunidad como prueba de que no mentía", agregó. "Cuando hoy lo veo detenido, pienso que bien merecido lo tiene", dijo.

Según las fuentes policiales, el cadáver del ex socio de Báez, permanece en la morgue judicial de la calle Viamonte. La causa se encuentra en la Fiscalía de Instrucción Nº 2 del doctor Santiago Vismara, mientras aún se realizan pericias en su departamento.

Durante una entrevista con la revista "Noticias" realizada en 2013, Quiroga mencionó "un plan petrolero con una inversión de 80 millones" para la explotación de áreas en Santa Cruz. "En un momento me avisan de que vendría un dinero para empezar con las exploraciones, a los pocos días aparece una persona de íntima confianza de Lázaro", Osvaldo Sanfelice, relató. "Vino como una visita, como si fuera una especie de auditor. Le ofrecimos una oficina en la empresa (del pasaje Carabelas) y él dijo que no era necesario. Dijo que él iba donde Néstor Kirchner le decía y ahí no tenía nada que hacer", indicó y agregó que después aparecieron los 7 millones de dólares que vio contar y que ese dinero habría sido llevado al sur.

En ese reportaje, Quiroga hizo un llamado: "Le pido a la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) que por favor tenga la amabilidad de dar instrucciones a los servicios de seguridad de que protejan a mi familia por lo que pudiera venir después de esta entrevista".

El presidente de Austral le apuntó a Báez

El presidente de Austral Construcciones, Julio Mendoza, rechazó los cargos en su contra al ser indagado en la causa por lavado de activos en la que está preso Lázaro Báez y dijo que las decisiones financieras y contables de la firma las tomaba el "accionista mayoritario", en relación a este último.

"El sector contable y financiero de Austral Construcciones respondía al accionista mayoritario", afirmó Mendoza en alusión a Báez, quien tiene el 95 por ciento de las acciones de esa empresa, informaron a Télam fuentes judiciales. Mendoza fue indagado por el juez federal Sebastián Casanello en la causa donde están presos y procesados Lázaro Báez y su contador Daniel Pérez Gadín y procesado sin prisión preventiva el hijo del primero, Martín Báez, entre otros.

Ante el juez, presentó un escrito y se negó a responder preguntas. En ese texto, el presidente de la empresa de los Báez dijo ser ingeniero y afirmó que nunca se ocupó de los temas contables de la firma, aunque defendió la operación que vinculó a Austral con Helvetic Group.

"La de Helvetic fue una operación transparente, bancarizada en la que intervino el Banco Nación", remarcó en el escrito Mendoza.

Además, contó que la decisión de realizar la operación de aumentar el capital a través de la emisión de nuevas acciones se tomó en una asamblea de accionistas y que cinco meses más tarde apareció Helvetic como "socio extranjero". Entre los proyectos, estaba licitar para la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, refirió.

"El dinero de Austral Construcciones era todo blanco, no hay ninguna condena sobre fraude tributario ni reclamo del fisco por fraude", agregó en el escrito.

También desmintió dichos del "valijero" y actual imputado protegido Leonardo Fariña, quien declaró que en un departamento de Mendoza, en el barrio porteño de Belgrano, se guardaba dinero de los Báez. "Es una absoluta mentira", afirmó el acusado. "Nunca tuve un departamento ni viví en Belgrano" y dijo que alguna vez sólo alquiló un departamento en Recoleta.

Hallan fortuna en casa de un financista investigado

El juez en lo Penal y Económico Javier López Biscayart ordenó anteanoche un allanamiento en el domicilio del financista Guillermo Greppi, amigo de Carlos Liuzzi, quien supo ser segundo de Carlos Zannini en la Secretaría de Legal y Técnica, y durante ese procedimiento se secuestraron más de 2 millones de pesos y un 1.600.000 dólares.

La medida dictada por López Biscayart es parte de una causa en la cual Greppi es investigado por evasión, lavado de dinero y operaciones financieras que poseen un carácter dudoso. El allanamiento estuvo a cargo de Prefectura Naval, La AFIP y la Unidad de Información Financiera (UIF), y los investigadores consignaron que la cantidad de billetes era tan numerosa que no entraban en una sola valija. Greppi es propietario de la financiera Propyme y en 2013, el juez federal Norberto Oyarbide dispuso la interrupción de un procedimiento a esa entidad tras recibir un llamado de Liuzzi.

Esos hechos motivaron una denuncia contra Oyarbide en el Consejo de la Magistratura, pero la investigación no avanzó como consecuencia de la renuncia que presentó el magistrado presentó el mes pasado ante el presidente Macri, quien aceptó su dimisión.

"El dinero era mío y lo tenía detrás de un placard. No tengo relación con Carlos Zannini. Esto es un tema político. Me rompieron toda la casa", señaló el empresario ayer por la mañana en declaraciones a Radio Rivadavia. Según Greppi, el dinero hallado en su casa tiene "un origen lícito" y provienen de operaciones efectuadas por sus empresas.

"Por estas denuncias no puedo depositar los fondos en un banco. Tuve que sacar la plata y comprar dólares. Resulté sobreseído en una causa por evasión impositiva, por eso estos allanamientos no tendrían que haber ocurrido. Nadie debe ser juzgado dos veces por el mismo hecho", enfatizó el financista.

"Lo tenía escondido en un placard en el baño, sí lo tenía ahí, ¿cuál es el delito?", se preguntó el empresario.

"Estoy sorprendido. Es la quinta causa. Saben mis antecedentes con Oyarbide", manifestó en diálogo con el canal de noticias TN. En ese sentido, el financista se refirió al pedido del ex número dos de la Secretaría de Legal y Técnica al magistrado: "El llamado de Liuzzi paró un saqueo y no sólo el mío, sino 22 allanamientos".



      Embed



Comentarios Facebook