lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
10 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Argentino de Quilmes: ganar el clásico como objetivo para recuperarse

0
Comentarios


La derrota como local ante J.J. Urquiza dejó la sensación de despedida de la lucha por el ascenso. Bronca por el arbitraje de Gastón Iglesias, pese a que se reconoció que el rival fue superior. Tres lesionados y muchas dudas para el partido del próximo martes ante Berazategui.

Era un partido clave y lo perdió. La caída en la Barranca ante Justo José de Urquiza parece haber dejado atrás las chances que Argentino de Quilmes tenía de poder alcanzar la punta, pese a que las matemáticas todavía le permiten soñar con el retorno a la B Metropolitana. Algunos fallos cuestionados del árbitro Gastón Iglesias calentaron el ambiente y trajeron al recuerdo otras actuaciones polémicas del mismo referí que lo perjudicaron.

Por ejemplo, el no haber expulsado a los jugadores que mandaron al hospital, sin eufemismos, tanto al zaguero Oscar Espínola, como al volante ofensivo Nahuel Sebastián Arias. Ambos terminaron internados en el Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes, padeciendo lesiones que lo mantendrán algunos días inactivos. A estas presuntas bajas, con vistas al partido que viene, se le sumaría la dolencia que afecta al defensor Juan Manuel Oleiro, quien volvió a jugar luego de 11 partidos por una distensión de ligamentos en la rodilla derecha y no pudo terminar el juego.

Espínola, con un traumatismo de cráneo, con pérdida de conocimiento, producto de haber recibido un fuerte golpe en el parietal derecho, y Arias, con un fuerte golpe en la tibia de pierna derecha, sin complicación ósea, pero que le produjo un hematoma y también afectó el tobillo, son las dos víctimas de infracciones que el árbitro Iglesias no penó como correspondía.

Con la bronca por el resultado negativo y las lesiones, el plantel del Mate intenta meterse en lo que viene, el clásico zonal ante Berazategui, previsto para el próximo martes, a las 15.30, todavía sin estadio designado, aunque se presume que podría ir en Dock Sud, a puertas cerradas, tal como ocurrió en el último enfrentamiento. Cabe señalar que la cancha del Naranja ha sido clausurada por la Aprevide y luego de la detención de los miembros de su barrabrava, argumentando cuestiones de seguridad, dispondrían que siga cerrada por un tiempo o, al menos, no reabrirla para este duelo, considerado de "alto riesgo".

Para este encuentro, el técnico Gabriel Manzini ya podrá contar con el defensor Rodrigo Benítez, quien cumplió la fecha de suspensión, y habrá que esperar si vuelve Cristian Tello (no estuvo por un golpe en el pecho). También si el mediocampista Marcelo Ricci será titular, ya que venía de buenas actuaciones, pero ante J.J. estuvo en el banco e ingresó en el segundo tiempo, mejorando la performance del equipo.








Comentarios Facebook