sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
11 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Lo condenaron a 9 años por matar a un NN

0
Comentarios


Leandro Federico Schvap fue encontrado culpable de asesinar de un golpe y 11 puñaladas a un hombre asiático que, a tres años del hecho, no ha sido identificado aún.

Lo condenaron a 9 años por matar a un NN
Foto:

Un hombre fue condenado a nueve años de prisión por haber asesinado de un baldosazo en la cabeza y once puñaladas en el barrio porteño de Parque Avellaneda a un joven de rasgos orientales que, a tres años del crimen, aún no pudo ser identificado y su cadáver permanece en la morgue judicial.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el fallo fue dado a conocer ayer por el Tribuna Oral en lo Criminal (TOC) 8 porteño y el condenado por el delito de 'homicidio simple', con pena prevista de 8 a 25 años de prisión, es Leandro Federico Schvap (26).

El imputado salió beneficiado tras el debate oral ya que había llegado a juicio, a pedido del fiscal de instrucción Martín López Perrando, acusado del delito de 'homicidio calificado por alevosía', cuya única pena es la de prisión perpetua.

Pero durante el juicio, la fiscal general Diana Goral formuló el cambio de calificación a homicidio simple, pidió la pena de 18 años de prisión y el tribunal lo condenó sólo a la mitad. Los videos de las cámara de seguridad fueron clave durante la investigación y la principal evidencia en el juicio oral para que los jueces Alejandro Sañudo, Ricardo Basílico y Fernando Larrain dieran por acreditado que fue Schvap el autor del crimen del NN.

Según el requerimiento de elevación a juicio -al que tuvo acceso Télam-, y lo que se ventiló en el debate, el hecho ocurrió el 1º de setiembre de 2013 alrededor de las 9 y se inició frente a la casa del imputado, en Mozart 1123 del barrio porteño de Parque Avellaneda.

Según los videos de dos cámaras de grabaron la secuencia completa del asesinato -y que fueron exhibidos en el juicio-, Schvap bajó de su moto, corrió al joven oriental -por que habría querido robarle el rodado- hasta que éste se cayó y en ese momento el imputado tomó una baldosa suelta y con ella lo golpeó en la cabeza. Luego se ve como Schvap tomó una cuchilla que llevaba escondida en una de las mangas de su campera y le aplicó a la víctima un total de 11 puñaladas, algunas de las cuales le atravesaron un pulmón y hasta el corazón.

      Embed

Comentarios Facebook