domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
11 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Piden prisión para la dueña de un perro que atacó a un niño

0
Comentarios


El fiscal que investiga la causa de un rottweiler que provocó serias lesiones a un pequeño en un barrio privado, pidió que se aplique una condena de cinco años y cuatro meses de prisión a su propietaria.

Piden prisión para la dueña de un perro que atacó a un niño
Foto:

Una fiscal de juicio solicitó que se aplique una condena de cinco años y cuatro meses de prisión a la dueña de un perro, de raza Rottweiler, que atacó a un niño, de seis años, en un hecho ocurrido agosto de 2014 en el interior del country "Los Rosales" de la localidad de Canning, al que le provocó serias lesiones, que derivaron en que fuera sometido a varias operaciones y quedó con una secuela de parálisis facial.

En tanto, el abogado de la familia de la víctima, que se pronunció por el agravante de 'dolo eventual', pidió una pena de siete años de cárcel de cumplimiento efectivo y la defensa de la acusada se pronunció por la anulación del proceso por inexistencia de delito.

Durante su alegato ante el Tribunal Oral Criminal Nro. 2 de Lomas de Zamora, la fiscal Marcela Dimundo acusó a Susana Leonor D'Andrea, de 64 años y propietaria del animal, de ser autora de 'lesiones gravísimas" para pedir los cinco años y cuatro meses de prisión, mientras que los letrados querellantes, Fernando Soto y Francisco Parisi, quienes encuadraron el hecho como "dolo eventual", pidieron siete años de prisión, de acuerdo a lo consignado por el portal de noticias DiarioConurbano.com.ar, donde se agrega que la defensa de la imputada no solo cuestionó estos pedidos, argumentando la inexistencia del dolo eventual como figura jurídica y solicitó al tribunal la nulidad del juicio y el pedido de indagatoria.

Sin asistencia

Según la reconstrucción de los hechos, D'Andrea se encontraba en su domicilio cuando el nene fue atacado por el perro. Lejos de auxiliar al chico y su familia, aprovechó para irse del lugar. "La conducta posterior, cuando el niño ya estaba lesionado, de no auxiliarlo y aprovechando que la barrera del lugar estaba alta, esperando que la víctima sea trasladada, para salir del barrio y luego no alcanzar los certificados de vacunación del animal, la pone en una posición de garante", explicó Dimundo.

Además, la fiscal solicitó al tribunal que se retenga el pasaporte para que no haya peligro de fuga y que la mujer se abstenga a relacionarse con la víctima y su familia.

Según la causa judicial, D'Andrea había sido advertida por sus vecinos y por el personal de seguridad del country sobre el comportamiento agresivo de su perro, pero la mujer siempre decía que el animal no era violento.

Para los abogados Soto y Parisi, la dueña del perro no tuvo voluntad de arreglar el cerco perimetral por donde saltó para atacar al niño, pese a que la administración del country le había ofrecido la mano de obra y que ella pusiera solo el material para la construcción.

      Embed

Comentarios Facebook