domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
12 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

A Gaby Milito le llega la chance que tanto esperaba

Luis Stocik
0
Comentarios
Por Luis Stocik


Desde su vuelta como jugador al Rojo empezó a madurar la idea de ser técnico del club de sus amores. En Estudiantes aprobó la materia de la experiencia. Su idea futbolística tiene un estilo claro.

A Gaby Milito le llega la chance que tanto esperaba
Foto:

L os tiempos en la vida muchas veces no se pueden manejar a gusto. Se presentan imponderables, suelen cruzarse obstáculos e incluso el destino puede jugar sus cartas cuando menos se lo espera. Eso fue lo que le ocurrió a Gabriel Milito desde que decidió pegar la vuelta al desvincularse del Barcelona.

Su sueño de volver a lucir la camiseta del Rey de Copas no culminaba con el retiro ante la gente que lo vio nacer sino que siempre supo que terminaría dirigiendo a Independiente. Desde 2011 hasta la fecha pasó de todo en Independiente por lo que el sueño del Mariscal debió esperar y ahora está a punto de concretarse.

Nadie puede desconocer la experiencia que sumó Gabriel Milito en su carrera como futbolista, donde más allá de ser campeón en varias oportunidades pudo compartir escuadra con grandes jugadores y ser dirigido por enormes entrenadores de los cuales fue aprendiendo como ser el caso de Pep Guardiola, por destacar a uno.

Todo ese bagaje le sirvió para decidir volver al Rojo a intentar retirarse campeón y después pensar en dirigirlo. Su sabiduría le mostró el momento exacto para retirarse (junio de 2012 con un cansancio mental superlativo) por más que no logró un título en su vuelta, pero no por nada después de un pequeño descanso comenzó a trabajar con el selectivo del club (mientras se atravesó el Nacional B ya que no había torneo de Reserva) inculcando una idea de juego a los chicos del club y proponiendo un sistema serio para las divisiones formativas.


LEA MÁS

      Embed


Pero después de la vuelta a Primera no quiso tomar la posta de Omar De Felippe y optó por hacerse cargo de la Reserva. Sabía que no era su momento para el gran salto, que le faltaba. Pero más tarde hubo un cortocircuito con Noray Nakis y el Mariscal prefirió irse en silencio. Una vez más el destino lo alejaba del Rojo aunque le puso en su camino Estudiantes de La Plata. Allí Gaby trabajó con tranquilidad, utilizó su sistema 4-3-3 (con el que seguramente anclará en esta nueva etapa) y sumó una experiencia valiosa (16 triunfos, ocho empates y seis derrotas) además de ser eliminado en los cuartos de final de la Copa Argentina ante Central, y en los octavos de final de la Libertadores ante Santa Fe. Logró la clasificación a la Copa Sudamericana de 2016.

Durante la presente jornada las formalidades comenzarán entre la dirigencia de Independiente y Gabriel Milito. Será momento de ofrecerle el puesto de entrenador, escuchar sus pretensiones, hablar sobre el futuro plantel.i

Comentarios Facebook