martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
13 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Descubrió por Whatsapp que un militar violó a su hija de 12 años

0
Comentarios


Ante la inacción policial, una mujer de Hurlingham logró hacerse pasar por su hija a través de la aplicación Whatsapp y logró probar que un sujeto de 24 años abusó de su pequeña.

Descubrió por Whatsapp que un militar violó a su hija de 12 años
Foto:

La madre de una chica de 12 años que sufrió una violación en el partido bonaerense de Hurlingham se hizo pasar por su hija a través de WhatsApp para obtener pruebas en contra del supuesto agresor, un militar en actividad, aunque denunció que todavía no logró que sea detenido.

La mujer, a la que sólo se identificará como Mariana para preservar a la víctima, culpó de la situación a la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) San Fernando, que intervino por el hecho, pero aparentemente nunca dio intervención a la fiscalía correspondiente.

Mariana relató que todo comenzó en diciembre del año pasado, cuando su hija conoció a un suboficial del Ejército de 24 años en una heladería de la localidad de San Fernando y él logró que la niña le diera su número de teléfono celular.

"El 30 de diciembre, mi hija me dice que se va a lo de una amiga por una hora, pero en realidad él la hace tomar un remís, la lleva engañada a su casa en William Morris, Hurlingham, la encierra y la viola", aseguró la madre.

Dijo que debido a que su hija no regresaba y estaba inubicable, la mujer dio aviso a la comisaría de San Fernando.

Mientras la niña era buscada, según la denuncia de la madre, el militar la sacó de su casa y la llevó con él hasta la estación de ómnibus porteña de Retiro, donde él tomó un micro hacia Posadas, Misiones, de donde es oriundo, en plan de vacaciones.

"Ahí la libera y ella regresa sola a la estación de trenes. Entonces se encuentra con unos policías que la estaban buscando porque se había dado el alerta de que se había extraviado. En total, estuvo ocho horas desaparecida", recordó.

Fuentes policiales dijeron que la niña fue atendida en el Cuerpo Médico Forense de San Isidro, pero según la madre como sólo manifestó que le dolía la cabeza le revisaron el cráneo y el cuerpo sin desvestirla. Días después, la nena se animó a contarle a su madre lo ocurrido.

      Embed

Comentarios Facebook