jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
14 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Rodrigo Espíndola y otros futbolistas que padecieron la inseguridad

0
Comentarios


Además del defensor de Chicago que fue asesinado en una entradera, otros tres jugadores murieron y otros dos fueron gravemente heridos en hechos similares.

 Rodrigo Espíndola y otros futbolistas que padecieron la inseguridad
Foto:

El crimen de Rodrigo Espíndola, jugadores de Nueva Chicago, asesinado en la puerta de su casa en Monte Grande en una "entradera", remite a varios casos de futbolistas baleados en asaltos.

Pedro Coudannes (28), alias "El Chino", (San Lorenzo): el 16 de junio de 1985 fue asaltado en la puerta de su casa del barrio porteño de Belgrano cuando salió a comprar cigarrillos. Fue baleado por la espalda y murió horas después en el Hospital Pirovano. 

Félix Orte (33), alias "El Pampa': el 19 de noviembre de 1989 volvía de un cumpleaños de 15 y fue asesinado de un balazo en el rostro cuando salió a la puerta de su casa a matar babosas. Había pasado por Banfield, Rosario Central, Loma Negra, Racing y El Porvenir.

Jonathan Santana (Nueva Chicago): el 2 de abril de 2002, cuando tenía 21 años, fue baleado por dos delincuentes que lo asaltaron cuando se dirigía por la autopista 25 de mayo, en la Ciudad de Buenos Aires, al entrenamiento matutino del plantel profesional. Luego de ser operado y estar en gravísimo estado, se recuperó. 

Fernando Cáceres,
alias "El Negro" : el 1 de noviembre de 2009, a los 41 años, iba en su auto BMW por la localidad de Ciudadela, acompañado de una joven, cuando fue baleado en la cabeza. El ex jugador de la Selección nacional, que se había desempeñado en Argentinos Juniors, Boca, River e Independiente, perdió un ojo y quedó postrado en silla de ruedas, aunque actualmente tiene una escuela de fútbol.

      Fernando Caceres.JPG


Lautaro Bugatto (20) (Banfield): el 6 de mayo de 2012 fue asesinado en la localidad de Burzaco por un policía que estaba de civil, disparó siete tiros y argumentó que estaba persiguiendo delincuentes, algo que nunca se probó.


      Bugatto.JPG




      Embed



Comentarios Facebook