viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
General
13 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Incómoda multa a mueblería y transportista por un sillón cama

0
Comentarios


Deberán pagar 30 mil pesos por dejar el mueble en la vereda, en lugar de la casa del cliente quien, además denunció que el producto fue entregado sin el colchón

Incómoda multa a mueblería y transportista por un sillón cama
Foto ilustrativa
Foto:

Una mueblería y una empresa de transporte deberán pagar una multa de 30.000 pesos por entregar un sillón cama en la vereda y no en el tercer piso del edificio donde vive la persona que lo había comprado, informó este viernes la justicia porteña.

El portal Ijudicial informó que la sanción se funda en el incumplimiento del artículo 4 de la Ley 24.240, de Defensa del Consumidor, que obliga al proveedor a suministrar "en forma cierta, clara y detallada todo lo relacionado con las características esenciales de los bienes y servicios" que brinda y "las condiciones de su comercialización".

La Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario, integrada por los jueces Fabiana Schafrik, Fernando Juan Lima y Esteban Centanaro, rechazó por mayoría el recurso planteado por la transportista, que alegó no haber incumplido la obligación de informar ya que no existió vínculo comercial con el comprador del sillón, sino que su relación era con la mueblería.

La causa comenzó con la denuncia ante Defensa del Consumidor presentada por un hombre que en 2013 compró un sofá cama por 9.900 pesos a una mueblería, porque al momento de ser entregado la empresa encargada del flete no se hizo cargo de subirlo a su departamento sino que se lo dejaron en la puerta del edificio.

El cliente denunció además que el producto fue entregado sin el colchón, que las características diferían de lo convenido y que nunca le fue aplicado un descuento del 20 por ciento por el pago con tarjeta de crédito.

Transcurrida la instancia conciliatoria sin llegar a un acuerdo, la autoridad de control multó a la mueblería y al flete por infracción a los artículo 10 y 4, respectivamente, de la ley 24.240, y al flete por acción al art. 4º de dicha ley, imponiendo a ambas firmas el pago de 30.000 pesos.

En su voto, al que adhirió el juez Juan Lima, Schafrik rechazó el argumento de la empresa, ante la existencia de una boleta en la cual surge claramente que se "facturó el costo del servicio de transporte de mercadería directamente al cliente y no a la mueblería en cuestión".

"Además, al momento en que los bienes fueron entregados en el domicilio fue el cliente quien pagó" el costo,  afirmó la camarista, para quien "tratándose de un sofá cama lo que debía ser transportado generalmente va de suyo que será llevado hasta lugar indicado por quien solicita el servicio".

En disidencia, el juez Esteban Centanaro sostuvo que el objeto social de la firma es el transporte "puerta a puerta", por lo que la entrega se realiza "sin ingresar al domicilio".

Para el camarista, la empresa fue sancionada "por una infracción que no existió", pues según el informe de la AFIP no presta servicio de "fletes ni mudanzas, sino de distribución de puerta a puerta, con lo cual se habrían cumplido las condiciones pactadas para la entrega del mueble".

      Embed

Comentarios Facebook