miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 21° H 49.4%
14 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

30 años de Sonkoy Luna, entre radio y folklore

0
Comentarios


Después de pasar por diferentes localidades del distrito, el conductor de Santiagueñadas prepara una celebración especial junto con las tradiciones nacionales que lo acompañaron en su carrera.

30 años de Sonkoy Luna, entre radio y folklore
Foto:

Los años de trabajo, de presencia y de experiencia van dejando una marca, un camino delineado que en el caso de Aníbal Luna tiene que ver con la música, el canto y la cultura santiagueña, pero siempre enarbolando la bandera de La Matanza. Sonkoy Luna (corazón en lengua quechua) está de festejo porque cumple 30 años en la huella de la tierra de la chacarera y el mistol. Lo suyo siempre ha sido desde un escenario, como presentador, o desde el micrófono de una radio para difundir la cultura de Santiago del Estero. 


'Quería hacer algo distinto, darle a la gente la chance de disfrutar un espectáculo en un teatro. Es un homenaje a mis viejos(Antonio Aníbal Luna y Reina Lorena Paz) a quienes recuerdo verlos bailar en los festivales. Son recuerdos inmortales. Es que ellos me inculcaron esto. Pero también será una noche de mucha emoción por ver a mis hijas, a la mamá de ellas, Kiti Martínez, a mis hermanos, a mi compañera, Silvia y muchos amigos', dice en función de la noche de celebración en el Valentín Barros (ver aparte).

Condensar tantos años de laburo en una charla era un verdadero desafío. Entonces sobresalen las figuras a las que Aníbal Luna tuvo el privilegio de presentar en festivales y radio. Soledad Pastorutti, Don Sixto Palavecino, los Manseros Santiagueños, Los Carabajal, Peteco Carabajal, Cuti y Roberto, Los Nocheros, el Chaqueño Palavecino, Pastor Luna, Ivotí, Monchito Merlo ,los Hermanos Barrios, Leodan, Koli Arce, Jorge Véliz, los Bonys, Dyango, son los nombres que conforman la constelación de estrellas del folklore con las que Sonkoy compartió escenario.

Y mágicamente aparecen los recuerdos. Su infancia en el barrio San Nicolás, de San Justo, pasó por las chacareras, zambas, escondidos, chamamé y viajes a la calurosa Santiago. 'Hoy recuerdo aquellas tardecitas cuando mi madre escuchaba en la radio un Alto en la Huella, de Miguel Franco, mientras cocinaba un guisito esperando a mi viejo. Así se me fue pegando en el corazón y que se afirmó con el tiempo como herencia', reflexiona.

Ese mandamiento que se impuso sin querer hoy es enarbolado en su programa Santiagueñadas (lunes a viernes de 8 a 10 en AM 1280) junto a su compañera Silvia Basualdo. 'Arranqué en FM Tiempo de Villa Luzuriaga, con el Noti Brown y cinco meses después, en la misma emisora, me ofrecieron hacer un programa de música santiagueña. Poco tiempo después, me convocaron para animar una fiesta en la Sociedad de Fomento Ramón Lista, de Atalaya. Gustó lo que hice y ese fue el punto de partida en cuanto a la presentación', rememora.

Se confiesa profundo admirador de Sixto Palavecino, un gran defensor de la lengua quechua. 'Era un patriarca, me decía quillita que en quechua quiere decir lunita. Y tuve el honor de haber sido elegido para presentar su libro'. Y no olvida a Koli Arce 'El negro era un grande, un referente de la guaracha y de la cumbia santiagueña. Eramos muy amigos'.

Tags

Comentarios Facebook