sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Vienen Sonando
20 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El alter ego según Kanye

Rubén Cetrángolo
0
Comentarios
Por Rubén Cetrángolo


El alter ego según Kanye
Foto:

"Mi psiquiatra tuvo chicos inspirados por mí", dispara Kanye West en su último disco. Y la frase se corresponde con el ego monumental de este artista.

El álbum se llama The Life Of Pablo (Universal), veladamente dedicado a Pablo Picasso y... a él mismo. Parece un chiste, pero una de las canciones se titula "I Love Kanye" (te amo Kanye) y ahí el mediático grone multimillonario canta "te amo como Kanye ama a Kanye".

Más allá de narcisismos, el disco es buenísimo y varía del gospel "Ultralight Beam" (con Kirk Franklin, Chance the Rapper, the-Dream y Kelly Price) al blues de "FML", pero también testea otros campos magnéticos en "Real Friends" y "Father Stretch My Hands".

Para los degustadores de guest stars, Kanye tiene duetos con Rihanna y Chris Brown, pero hay que decir que el disco en su conjunto ya tiene suficiente groove y art funk como para seducir al más desprevenido.

Para iniciados

Miles Ahead (Sony Music) es una fantástica excusa para resucitar el legado de ese incomparable músico integral llamado Miles Davis. Se trata del soundtrack de la película homónima interpretada y dirigida por el actor Don Cheadle ("Iron Man 2", "Ocean's Eleven"), quien se puso en la piel del trompetista en una de sus etapas más tormentosas.

      Embed

El disco funciona bárbaro para iniciados en Milesmanía: "So What", "Nefertiti", Go Ahead John" y "Back Seat Betty" sobresalen del listado, que intercala grandes momentos del jazz con algunos díálogos freakies extractados de la película. Si lo escucharon y todavía quieren más, vayan a Zival's y llévense "Milestones", "Bitches Brew" o cualquier otro.

Madurez

Miles Kane y Alex Turner han vuelto a su disfraz sonoro de Last Shadow Puppets después de ocho años de hiato. "Everything You've Come To Expect" (editado por Sony Music) es un gran regreso que de momento hace olvidar al silencio de Arctic Monkeys y The Rascals, sus bandas de cabecera. "Dracula Teeth" es un buen ejemplo. "Used To Be My Girl" invita a dejar escapar los pies y "The Bourne Identity" apela a la ternura, aunque "Sweet Dreams" hace campaña por la mejor canción del disco: un in crescendo de un electrizante aullido de guitarra con la voz de Alex Turner como copiloto. El tema que da título al disco y "Bad Habits" terminan por redondear el álbum.

      Embed

Comentarios Facebook