jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Salud
23 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Plantas curativas: una alternativa a la medicina

Karina Muzzupappa
0
Comentarios
Por Karina Muzzupappa


Algunas plantas nos ayudan a que el día a día sea más bonito; otras nos ayudan con algunas dolencias, golpes y otras lastimaduras cotidianas. Qué plantas hay que tener en casa y cómo cuidarlas. Aquí, algunos consejos para tener en cuenta.

Plantas curativas: una alternativa a la medicina
Foto:

Las plantas medicinales son una de las alternativas a la medicina tradicional, que nos pueden sacar de un apuro en inconvenientes simples. Pero no solo, aliviando dolores o ayudando a cerrar pequeñas heridas, también pueden ayudar a mantener los ambientes de la casa en buen estado.

Por eso, es importante tener una breve guía de cuáles son esas plantas y cómo cultivarlas en casa. No se necesita un gran jardín, con un poco de tierra es suficiente y las macetas también son una buena opción para aquellos que no tienen mucho espacios.

eLavanda: las propiedades de lavanda se utilizan tanto en cosméticos y salud. Tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias, aromatiza y sirve para mantener insectos alejados. Ayudará a relajarse y reducir la tensión en los ambientes.

La lavanda es un arbusto silvestre, por lo tanto no necesita demasiada agua, hay que evitar que la tierra se encharque cuando la regamos porque se pueden pudrir las raíces; hay que regarla cuando vemos que la tierra esté seca. Necesita sol, mucha luz, y buen espacio, se puede usar tierra con arena para que drene bien el agua. Así que si está en maceta, esta debe ser grande. La época de floración de la lavanda es entre la primavera y el verano. Luego de la floración, es necesario podarla.

Para secar plantas de lavanda, hay que cortalas y ponerlas boca abajo en un lugar con sombra, además de seco y sombrío; después se podrá guardar la lavanda en botes para utilizarla cuando se la precise. En el caso de la lavanda, además de ser una planta muy aromática y que nos asegurará tener un aroma agradable en el hogar. Esta planta necesita estar al aire libre, aunque puede crecer en lugares reducidos como una maceta.

eAloe Vera: el aloe vera colabora en la cicatrización de la piel: cortes, heridas, quemaduras, además es un ungüento ideal para humectar y refrescar la piel reseca.

El aloe vera no necesita muchos cuidados, pero crece mejor en climas cálidos. Tiene que estar a pleno sol y hay que regarla de manera abundante. Se reproduce sola, saca "hijitos" y estos se pueden separar y plantar en otros lugares.

eAlbahaca: las propiedades de esta planta se asocian con la posibilidad de disminuir los dolores de cabeza, los resfríos y los dolores bucales. Se puede comer cruda o hacer infusiones.

La albahaca necesita semi sombra y riego abundante. La tierra con arena sirve para que tenga un buen drenaje. Hay que podarla para que desarrolle un follaje abundante. Es muy sensible al frío, así que se puede tener en interior.

eMelisa: se trata de una planta sedante, relajante del sistema nervioso, es común tomarla en infusiones.

Prima hermana de la menta tampoco requiere de muchos cuidados, necesita media sombra, también es sensible al frío.

      Embed

Tags

Comentarios Facebook