miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Salud
22 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cómo lograr nuestro bienestar

Facundo Manes
0
Comentarios
Por Facundo Manes


El doctor Facundo Manes responde a las consultas de nuestros lectores.

María Cristina

Muchas gracias, doctor, por su columna del domingo pasado. A propósito de eso, surgió en nuestra familia una discusión: ¿Una persona nace o se hace feliz?

La felicidad es un estado que se construye día a día. Por eso es necesario rechazar tres ideas falsas que resultan contraproducentes para sentirnos plenos. Una de ellas consiste en pensar que la felicidad se encuentra un día de manera repentina. Por el contrario, el bienestar se construye y, generalmente, esta construcción requiere de un esfuerzo. Otra idea errónea común en las personas es que la felicidad o el bienestar es algo que se tiene o no se tiene. En realidad, podemos considerar que hay una continuación entre malestar y bienestar en que nos encontramos a lo largo del día y, más aún, de la vida. También, equivocadamente se suele asociar la felicidad con determinadas circunstancias de la vida como, por ejemplo, tener dinero, salud o una pareja.

Debemos saber que la felicidad puede ser entrenada, es decir, puede desarrollarse y depende en gran medida de la voluntad. Gracias a la neuroplasticidad, la capacidad del cerebro de crear nuevas conexiones neuronales e incluso generar nuevas neuronas en función de la experiencia, las actividades que promueven nuestra felicidad también pueden producir cambios estructurales y funcionales en el cerebro.

Silvia

¿Cómo impactan en nosotros las emociones negativas?

Así como las emociones positivas nos ayudan a sentirnos bien, por el contrario, pensar negativamente impacta en nuestra salud. El cerebro humano puede revisar el pasado y pensar en el futuro. Entonces podemos imaginarnos que nos va a pasar algo negativo, algo muy dañino a nosotros o a nuestros seres queridos y nos ponemos mal. Esto, en casos extremos, puede generar trastornos de ansiedad. Contrariamente, tener y potenciar las emociones positivas favorece nuestro bienestar.

Jerónimo

¿Por qué cuando ayudamos a otros nos sentimos bien?

Los estudios neurocientíficos prueban que cuando somos solidarios se activan en nuestro cerebro las áreas asociadas a los mecanismos de recompensa, de modo muy similar a la activación que se produce si recibimos dinero. Así, al hacer donaciones se liberan neurotransmisores como la dopamina y las endorfinas a nivel cerebral, que hacen que sintamos placer. Esto, asimismo, afecta positivamente a nuestra salud ya que reduce los niveles de estrés. Además, y esto es muy importante, cuando somos solidarios también repercute en la "buena salud" de toda nuestra sociedad.

Para comunicarse con esta sección: conocer@dpopular.com.ar

TW@ManesF - FB: facundomanes.

Facundo Manes es neurólogo y neurocientífico. Presidente de la Fundación INECO y rector de la Universidad Favaloro.

      Embed

Comentarios Facebook