domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
22 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Hincha de Boca apuñalado "está vivo de casualidad"

0
Comentarios


El padre del joven que permanece internado en grave estado luego de haber sido apuñalado en la puerta de un bar del barrio porteño de San Telmo por gritar un gol y la victoria por penales de Boca Juniors en la Copa Libertadores, expresó que su hijo "está vivo de casualidad, ya que tuvo cinco paros cardiacos" desde su ingreso al Hospital Argerich.

Hincha de Boca apuñalado está vivo de casualidad
Foto:

Marcelo Cicchino, padre de Eduardo, sostuvo que "continúa en terapia intensiva y con pronóstico reservado", debido a la gravedad de la lesión que sufrió al recibir un profundo corte que cerca estuvo de matarlo, pues le "tocó" el ventrículo izquierdo, cuando fue atacado por un hombre, que ya lo había insultado, tanto a él, como a sus amigos, por festejar la clasificación a las semifinales del equipo xeneize.

"Mi hijo pasó por cinco paros cardiorrespiratorios desde que está acá internado. Está vivo de casualidad, porque pasó por una operación muy dura y los procesos de paros. Eduardo está estable, crítico como está. pero yo entiendo que se puede recuperar", señaló el hombre ayer, desde la puerta del Hospital Cosme Argerich, en el barrio de La Boca.

Cabe recordar que el hecho ocurrió en el bar ubicado en la esquina de Chile y Defensa de San Telmo, el pasado jueves por la noche, donde Cicchino y un grupo de amigos, al salir de la Universidad Católica Argentina, donde estudian ingeniería, fueron a ver el partido en el que Boca eliminó a Nacional de Montevideo.

Según trascendió, el conflicto se inició cuando desde la mesa donde estaban gritaron el gol del empate 1 a 1 y allí fue increpados por otro cliente, al grito de "Bosteros de mierda, los voy a matar a todos".

Sobre el ataque, Marcelo Cicchino sostuvo que "el agresor debe pagar por lo que hizo, porque no lo hirió en un brazo, en una pierna, un miembro superior, si no que lo hizo directo al corazón. Los amigos y toda la sociedad están con Eduardo, eso nos da mucha fuerza para estar bien parado acá. El detenido tiene que pagar por una tentativa de homicidio, porque lo que quiso hacer es matar".

Según los investigadores, por las declaraciones de los testigos, el agresor se molestó por el festejo y comenzó a quejarse y a insultar a los hinchas de Boca, pero el incidente no pasó de un intercambio de palabras.

El problema se dio cuando ya terminado el partido en el que por penales el equipo xeneize eliminó a los uruguayos, Cicchino y dos amigos salieron a la calle y el hombre siguió con las provocaciones contra los simpatizantes de Boca. Allí se produjo el ataque.

      Embed


Comentarios Facebook