jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Economía
22 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Ahora se cuelgan de la luz para esquivar las tarifas

0
Comentarios


Una ONG atribuye esa acción a ex empleados de empresas prestadoras del servicio eléctrico que cobran 50 pesos por quincena para enganchar a vecinos de la red y modificar los registros de los medidores.

Ahora se cuelgan de la luz para esquivar las tarifas
Foto:

En lo que se considera una suerte de "microdelito" que ya imperó en el Conurbano bonaerense durante la crisis de 2001, otra vez ex empleados de empresas prestadores de servicio eléctrico se ofrecen a "retocar" medidores de usuarios para alterar el consumo real de energía eléctrica y extienden también sus servicios para permitir a vecinos de escasos recursos económicos "colgarse" de la red eléctrica para así ponerse a resguardo del brutal aumento de tarifas.

La situación que en los barrios pobres se asocia directamente con la chance de "ahorrar unos mangos", fue confirmada por el titular de la ONG Defendamos Buenos Aires, Javier Miglino, quien señaló que los "enganchadores" cobran 50 pesos por quincena por su trabajo que se centra en localidades como Quilmes, Lomas de Zamora, Ciudadela, Lomas del Millón, Villa Luzuriaga, Barrio San José, Burzaco y algunas zonas de Lomas de Zamora.

En diálogo con DIARIO POPULAR, Miglino apuntó que al portal de la ONG llegó una numerosa cantidad de correos que advierten sobre esta realidad que, detalló, "al ser considerada hurto de energía configura un delito penado en el artículo 162 del Código Penal con hasta dos años de prisión".

"Un tercio de las consultas que recibimos quieren saber si hacer alguna de ambas acciones implica cometer delito, otro porcentaje similar es si pueden provocar algún accidente como un incendio en la casa y el 33 por ciento restante denuncia a vecinos o enganchadores profesionales que hacen ese trabajo".

De 18 a 8

El modus operandi de los que lucran con esta actividad ilegal es operar entre las 18 y las 8, justamente la hora de mayor consumo eléctrico y que le permite al hogar beneficiado por la acción esquivar el alto costo que tiene la electricidad después del sinceramiento de tarifas impulsado por la administración macrista.

"Lo que logran a cambio de una tarifa de 50 pesos por hogar y por quincena es que los clientes particulares paguen menos dinero por la factura de consumo bimestral de energía eléctrica".

Según Miglino, los "enganchadores" es gente con dominio en la actividad y muchos han sido ex empleados de las empresas prestadoras del servicio eléctrico.

Lo singular es que el servicio que ofrecen es por un monto mucho más acomodado y accesible que el que proponen las firmas de distribución de electricidad que los vecinos pagan convencidos que estar haciendo una acción encaminada a "sobrevivir" al aplastante peso de las tarifas.


      Embed


Comentarios Facebook