lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
23 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

"Si en Argentina no encuentro justicia, la buscaré afuera"

Néstor Llido
0
Comentarios
Por Néstor Llido


Maximiliano González fue asesinado de un palazo en la cabeza y hallado muerto en un galpón ferroviario de Santos Lugares, en 1999. Desde entonces su madre lucha por justicia y piensa llevar su pelea hasta la CIDH.

Si en Argentina no encuentro justicia, la buscaré afuera
Foto:

Las instancias judiciales pueden agotarse, pero la lucha por la verdad solo termina cuando las respuestas a los interrogantes planteados no dejan lugar a dudas. Un homicidio, el del joven Maximiliano González, quien fue hallado muerto en un galpón ferroviario de la localidad de Santos Lugares, allá por enero de 1999, todavía no tiene culpables, ya que el principal sospechoso, un efectivo de la Policía Federal, fue absuelto en primera instancia, en un fallo que fue ratificado por la Cámara de Apelaciones y hasta por la Corte Suprema de la Nación, en un reciente pronunciamiento.

Rosa García, madre de la víctima, encabezó una lucha, que fue sumando voluntades en el camino y hasta creó la Asociación de Víctimas de la Impunidad Sin Esclarecer (AVISE). Ya han pasado más de 17 años y el nombre de la entidad que preside le otorga mayor entidad a su demanda, ya que el crimen de su hijo sigue impune y, obviamente, sin esclarecer. El último recurso rechazado por el máximo tribunal del país, "no me hará bajar los brazos, seguiré peleando" sostiene, al mismo tiempo que adelanta que "si en la Argentina no encuentro justicia, la tendré que buscar afuera" y mediante la vía de una presentación ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El acusado del asesinato por un palazo en la cabeza de Maxi González (de entonces 20 años) fue Diego Fernando Ignotto, quien pese a su procesamiento por un delito de extrema gravedad, siempre estuvo en libertad y apenas por un tiempo fue separado de la fuerza. Una vez que el veredicto lo exculpó logró ser reincorporado y en la actualidad, cumple funciones en la Policía Federal Argentina. Las irregularidades en la investigación, que avanzó a medida que la familia de la víctima, en ese rol de "madre coraje" para conseguir los datos necesarios para saber que había pasado, se tradujeron en la demora en conseguir que el caso llegará a juicio. El debate oral y público, con Ignotto como imputado por "homicidio simple", recién se desarrolló ante el Tribunal Oral Criminal Nro. 2 de San Martín, en noviembre de 2012 (si, recién 13 años después) y pese a los pedidos de penas de la querella, representada por Adoración Gutierrez (también integrante de AVISE y que se recibió de abogada siguiendo la causa por el crimen de su hija María Laura Alvarez) y Alberto Palacio, y del fiscal Marcelo Segarra, el fallo fue absolutorio.

En los fundamentos, se indicó que "el cuadro no alcanza para lograr certeza acerca de la participación de Ignotto en el hecho, lo que debe tenerse por no acreditado, duda en beneficio mediante". A pesar de esa argumentación, la Fiscalía decidió no apelar, pero si lo hicieron los letrados de la particular damnificada, en recurso que recayó en la Sala V del Tribunal de Casación Penal bonaerense. Los camaristas Martín Ordoqui y Jorge Celesia se tomaron un lapso de 13 meses y durante las fiestas de fin de año de 2013, resolvieron rechazar el pedido de revisión al "ser insuficiente para demostrar las inobservancias legales denunciadas en tanto el fallo resulta derivación razonada del derecho vigente con ajuste a las circunstancias comprobadas de la causa".

Sin vacilar en seguir adelante, Rosa García presentó un recurso extraordinario de inaplicabilidad de la ley, que en febrero de 2014, fue ingresado ante la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, donde tuvo un trámite, casi exprés, pues cuatro meses más tarde, lo desestimaron por "inadmisible", dejando firme lo resuelto en primera y segunda instancia. Tampoco hubo tiempo para lamentos, sino de actuar, en la búsqueda de revertir este proceso y entonces, ya en julio de 2014, la mamá de Maximiliano Eliseo González interpuso un recurso extraordinario federal, pero la Corte bonaerense se lo denegó, contestando que resultaba "inadmisible", luego de un período de análisis que llevó algo más de un año, al firmarlo en septiembre de 2015. Y como hay que seguir adelante, pese a todo y contra todo.

En octubre de 2015, se elevó una quea por recurso extraordinario denegado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, cuyos ministros rechazaron en su acordada del pasado 13 de mayo. De esta manera, quedaron agotadas todas las etapas que un expediente judicial puede recorrer en el país y firme la absolución del policía Ignotto. La verdad, en este caso, como en tantos otros, es una cuota pendiente, que ningún funcionario parece estar comprometido a saldar.

      Embed

Comentarios Facebook