miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
23 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Las claves de la final Lanús - San Lorenzo

Luciano Bottesi
0
Comentarios
Por Luciano Bottesi


Lanús o San Lorenzo, ésa es la cuestión. El próximo domingo en el Monumental de Núñez será la definición del nuevo rey del fútbol argentino. Si hay empate en los noventa reglamentarios, alargue y penales.

Las claves de la final Lanús - San Lorenzo
Foto:

El que puede ser el último campeón del fútbol argentino tal como lo conocemos, saldrá del resultado que consigan. Lanús y San Lorenzo. Antes de la mentada Súper Liga y la reforma que cambiará el fútbol tal cual se conoce, el Monumental será el próximo domingo desde las 16:15 el escenario que ponga en juego la segunda estrella para el Grana o la número 14 para el Ciclón en la era profesional.

Será un partido sin revancha en el que si no se sacan ventaja, se jugará un alargue media hora, dividido en dos tiempos de 15, y si no rompen la igualdad se definirá por penales.  

La realidad para los dos es similar: ambos entrenadores tomaron las riendas del equipo al comienzo del torneo y no tuvieron que esperar para ser protagonistas.  

Pero el presente también los diferencia, porque además de que el DT del Ciclón Pablo Guede ya tiene un título -ganó la Supercopa Argentina 4 a 0 a Boca-, cada uno llega de manera dispar.  

      Embed

Parecidos y diferentes Lanús clasificó para la gran final tres fechas antes y sumó cuatro puntos más, mientras que San Lorenzo debió esperar el resultado en otra cancha para saber si era o no parte del partido por la gloria fundamental. Pero, vaya paradoja, el Grana llega precedido de un empate ante el descendido Argentinos y una derrota en casa contra Huracán, producto quizá de que tras convertirse en finalista bajó inconscientemente la intensidad.  

El Ciclón en cambio viene en una racha de 8 partidos sin derrotas (con 7 victorias) aunque  ayer tuvo que arañar un empate. Los de Almirón perdieron dos partidos (antes con Racing) y su candidatura creció fecha tras fecha y se potenció con los clásicos que le ganó, con autoridad, a Banfield.

Los de Guede, perdieron dos y festejaron uno ante Huracán y empataron el otro. Entre las ventajas que a priori ostenta Lanús se destaca el alto nivel de juego y capacidad de gol que mostró al menos hasta la fecha 14. Además Almirón tomó la base que le dejó Guillermo Barros Schelotto y la potenció con refuerzos, además de mantener un estilo de juego similar.

En cambio el Ciclón experimentó su adaptación a Pablo Guede en plena competencia. Y no fue fácil: la impronta con la que llegó el ex entrenador de Chicago no caló enseguida entre los jugadores y algunos les costó un tiempo afuera, sin que el peso de su experiencia o ascendencia en la gente importara. ¿Y cuánto de todo eso pesa en la final? ¿Se dio vuelta la tortilla y ahora llega mejor San Lorenzo por los últimos resultados? En una semana, se terminan las especulaciones.

      Embed


Comentarios Facebook