lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 29° H 54.8%
23 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Albergue en Avellaneda para víctimas de trata

0
Comentarios


Será un centro para contener a mujeres rescatadas de redes de prostitución o trata laboral. El Estado provincial se encargará de garantizar su funcionamiento, tras el acuerdo con la Diócesis.

Un centro para contener a las víctimas que son rescatadas de las redes de trata, con 20 plazas, comenzará a funcionar en Avellaneda tras la firma de un acuerdo entre el gobierno provincial de María Eugenia Vidal con la Diócesis de Avellaneda y la ONG Tiempo de Crecer, donde el Estado, en cumplimiento de la Ley de Refugios, impulsa el funcionamiento de esos espacios de contención.

Si bien había un primer antecedente con 10 plazas hace un año y medio a nivel eclesiástico y municipal, este será el primer centro de atención para las mujeres rescatadas del flagelo de la trata.

Allí (por lógica no se consignó el lugar exacto) las víctimas de las redes de trata sexual, familiar o laboral que son derivadas por la Justicia serán atendidas profesionalmente y se trabajará en la generación de alternativas para recuperar la autonomía que perdieron mientras fueron víctimas de esos delitos.

Los datos globales del relevamiento detallaron que un 51 por ciento de las entrevistadas era víctima de explotación laboral, mientras que el 49 por ciento era sometido a explotación sexual. En su mayoría, las víctimas eran mayores de edad un 89 por ciento, y un 54 era de nacionalidad extranjera, con lo cual no quedaron excluidas de la atención oficial.

Cabe recordar, que por mandato de la gobernadora María Eugenia Vidal el ministro de Justicia, Carlos Mahiques, impulsó el ordenamiento y puesta en funcionamiento de ese refugio ubicado cerca de la Autopista Buenos Aires-La Plata -en Avellaneda-, y que contará con todos los recursos profesionales y humanos para la asistencia de esas víctimas durante tres meses, como mínimo.

Además de Mahiques, en la reunión y firma de acuerdos estuvieron el obispo de Avellaneda-Lanús, Rubén Oscar Frassia y los representantes de la ONG Tiempo de Crecer, dependiente de la Diócesis de Avellaneda; para suscribir la forma de actuación de las partes y garantizar el funcionamiento del refugio.

El espacio, al igual que el recientemente impulsado para la ciudad de Pergamino, será administrado por el Estado provincial con el objetivo de asistir y reinsertar en la sociedad a las víctimas derivadas por la Justicia.

Por tres meses, como mínimo

De acuerdo al reglamento de las casas, las personas no podrán estar más de tres meses, con la posibilidad de extender la estadía tres meses más. En ese período se les dará contención y generarán alternativas para recuperar la autonomía que perdieron mientras estuvieron en situación de trata.

Las sedes de refugios dependen del ministerio de Justicia, y específicamente de la subsecretaría de Acceso a la Justicia, y por cuestiones de seguridad no se dan domicilios.
En cada uno de los espacios, hay operadores capacitados por el Centro de Protección a la Víctima, dependiente del ministerio de Justicia, Tiempo de Crecer recibirá a las víctimas y se encargará de la administración del lugar. El Estado Provincial se hace cargo de un pago mensual a la organización y el personal.

Tags

Comentarios Facebook