domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Suerte
24 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cohco y sus relojes

Liliana Chelli
0
Comentarios
Por Liliana Chelli


Uno de los grandes y mejores secretos que los gnomos atesoran como de alto valor es la fuerza de vida que les otorgan a hadas, gnomos, elfos y duendes la fe honesta de quienes creen en ellos.

Cohco y sus relojes
Foto:

Cohco, nos dice y nos enseña que los primeros relojes fueron piezas raras y muy caras. Nadie dudaba de que permitieran el contacto con otros mundos y que fueran capaces de acciones jamás vistas por los hombres. Casi todas las practicas mágicas de la Naturaleza se basan en el mismo principio: "hacer que su maquinaria adelante o atrase", para remontarse a un tiempo de futura o pasada felicidad. Cohco enseñaba a programar relojes para el propio beneficio humano y para que dirigiese su futuro hacia su felicidad. Por eso era uno de los Gnomos más queridos por los humanos.

Para que Cohco te enseñe el ritual maravilloso de la Magia de los relojes, necesitaras un reloj de pulsera preferentemente a cuerda, no a batería, un paño embebido en vinagre y un pañuelo rojo, y lo haremos del siguiente modo: Determine cuantos días han pasado a partir del momento que quiere recuperar, limpie el reloj pulsera con un paño mojado en vinagre. Haga que las agujas retrocedan exactamente la cantidad de días que lo separan de su último momento de dicha y felicidad. Recuerde que deberá hacer retroceder las agujas 24 horas por cada día; una vez que haya hecho esto, deje que las agujas sigan funcionando en el reloj, recuéstese y ponga el reloj boca abajo sobre su corazón o plexo solar, o sea la parte superior de la boca del estómago, y trate de recordar y visualizar la situación vivida. Cuando tenga ese momento en su mente, levántese, tome el reloj con la mano izquierda, colóquelo en el centro del pañuelo y anude las puntas opuestas. De este modo habrá apresado el tiempo de su pasado y estará disponible para hacer lo que desea.

La nueva acción que lleve a cabo deberá realizarse dentro de las 24 horas de haber capturado el tiempo ido, también lo puede hacer por el día que tuvo ese golpe de suerte y pudo obtener una ganancia económica.

Cohco te dice que si estás pasando por un momento difícil, practiques este ritual. Para esto se necesitan: un reloj pulsera de poco valor. Es importante que tenga agujas y no numeración digital y el reloj pulsera que usted usa habitualmente. Una piedra, un caracol de buen tamaño o cualquier objeto contundente que sea de buenos tiempos pasados. Una vela violeta. Ahora siga estos pasos: Sincronice ambos relojes para que estén exactamente a la misma hora. El reloj de poco valor representa su Presente, y el que usted usa habitualmente, su Futuro. Con el objeto contundente que haya elegido, rompa el reloj que simboliza su presente y quítele las agujas, mientras pronuncia esta oración: "Por medio de Cohco, y tomando tus agujas, me adueño del tiempo y de la desdicha y le abro las puertas al tiempo de la felicidad". "De esta forma suprimo mis dolores y me doy la posibilidad de transformarlos en felices". Cohco te dice que programes un futuro exitoso: Esta ceremonia te permitirá garantizar la dicha de momentos futuros. Pero para alcanzarlo, deberá plantearse logros concretos; una reconciliación de pareja o familiar, un trabajo, un proyecto bien definido. Entonces, Cohco te enseña que podrás programar el éxito de todo aquello que te propongas superar. Necesitaras: *Un reloj despertador. Lo ideal es que sea de metal, y por supuesto a cuerda. *Un pañuelo de gasa verde. Poner el reloj en hora. Contar con suma exactitud los días que faltan para que se produzca el suceso esperado. Haz que las agujas del reloj describan un círculo de 24 horas tantas veces como días falten. Luego programe la campanilla, para que suene a los diez minutos. Mientras aguarda, diga en voz alta: "Gnomo Cohco, te pido a ti, y por intersección de Cronos, Dios del tiempo, que me permita conseguir por adelantado la dicha que necesito para mi futuro. Cada día trabajare para merecer la felicidad que pido hoy". Cuando suene la campanilla, estará sonando "el tiempo de la felicidad". Entonces coloca el reloj sobre el pañuelo verde y deja que la campanilla suene hasta que se detenga sola. En ese momento, envuelve el despertador con el pañuelo. Ata las cuatro puntas del pañuelo, cada una con su opuesta. Así habrás encerrado el tiempo de tu dicha futura y llevalo cuando tengas que enfrentar aquello que esperas. Cohco te da estos números: el 16, el 87, el 29 y de yapa el 034.

      Embed

Comentarios Facebook