jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
25 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Gallardo necesita que las incorporaciones sean “refuerzos”

Leonardo Peluso
0
Comentarios
Por Leonardo Peluso


El balance de la adaptación de los nuevos en estos dos años del Muñeco en River fue de mayor a menor, con rendimientos para todos los gustos e interrogantes que aún no lograron dar una respuesta. La incógnita seguirá abierta con los nuevos.

Gallardo necesita que las incorporaciones sean “refuerzos”
Marcelo Gallardo con Camilo Mayada y Pity Martínez. Foto: Claudio Perin / Diario Popular
Foto:

Cuando en estas semanas se empiece a afinar el lápiz de la lista de los que van a reforzar a River en este mercado de pases, será inevitable que la mirada se pose sobre lo que pasó desde junio del 2014 hasta la actualidad. Llegaron 14 refuerzos en la era Gallardo, en verdad son 16 si se tiene en cuenta que eligió los regresos de Mora y Sánchez, y al repasar la historia el balance tiene calificaciones para todos los colores. Desde aciertos que se revalorizaron, hasta inversiones altísimas que se deprimieron.

      Embed
banner

Para la primera etapa, los aciertos fueron totales. Mora y Sánchez, quienes habían sido colgados por Ramón Díaz, fueron los primeros pedidos que hizo el DT y que se sumaron como refuerzos para un equipo ganador. La rompieron los dos, al punto que fueron las grandes figuras del equipo en todo el proceso ganador. Pisculichi, en tanto, fue el nombre inesperado y que causó dudas y sorpresas. En la Sudamericana la rompió y si bien viene de un año malo y no se sabe cómo será su futuro, podría decirse que en su momento fue un acierto. El otro que llegó fue Chairini, quien pasó desapercibido ante la imagen de Barovero.

En el mercado de pase del verano hubo una apuesta fuerte la del Pity Martínez que llegó desde el Globo a cambio de casi 38 millones de pesos. Hasta ahora y más allá que lo van a esperar lo suyo no salió del renglón de lo irregular. Fueron más de 60 partidos y nunca pudo afirmarse. Camilo Mayada fue el otro que llegó desde Danubio y su andar fue de menor a mayor, al punto que termina siendo uno de los posibles titulares para el futuro. Finalmente llegó Pablo Aimar, más como un gusto para terminar la carrera que como un refuerzo.

LEA MÁS:
      Embed

A mediados del año pasado y con la definición de la Copa Libertadores que finalmente ganó el Millo, se dieron las altas más importantes. Lucas Alario es el que mejor anduvo con goles importantes y con una valoración para que lo sigan desde Inglaterra. Milton Casco pasó de jugar muy mal a terminar como titular en lugar de Vangioni y parece haberse adaptado. Tabaré Viudez y Nicolás Bertolo asoman como las grandes frustraciones. Mientras que Javier Saviola -ya se fue- y Lucho González -cerca de seguir el mismo camino- no pudieron adaptarse del todo a la intensidad del fútbol argentino.

Finalmente, este verano, y aún con tiempo para saber si fueron aciertos o errores, están Nico Domingo, quien acabó jugando mucho de titular; Joaquín Arzura, quien jugó muy poco; la vuelta de Andrés D'Alessandro, quien con dos desgarros y sin pretemporada no pudo cerrar un buen semestre; y la buena apuesta de Iván Alonso.

      Embed
banner



      Embed


Comentarios Facebook