jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
24 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Madre pide la detención de su propio hijo por matar a su hermana

0
Comentarios


El hecho ocurrió en Tandil en 2014. El padre de los chicos asegura que un pai umbanda fue el verdadero autor del crimen.

Madre pide la detención de su propio hijo por matar a su hermana
Foto:

La madre de Ayelén Rolando, una adolescente de 14 años que fue encontrada asesinada en 2014 en su casa de la ciudad bonaerense de Tandil, pidió este martes que se detenga a su propio hijo por el crimen y acusó a la Justicia de dilatar la investigación. 

No obstante, el padre de la víctima sostuvo que no hay pruebas contra su hijo y culpó del crimen a un pai umbanda y otras personas que frecuentaban la casa en la que vivía su familia. 

El crimen de Ayelén fue cometido la tarde del 21 de agosto de 2014 dentro de su casa y fue su hermano quien dijo que la encontró muerta alrededor de las 21 cuando se levantó de dormir y dio aviso a un vecino, que fue quien llamó a la Policía.

El cadáver estaba en un pasillo de ingreso del baño con signos de violencia en el cuello: luego la autopsia confirmó que la chica murió por asfixia por ahorcamiento con algún tipo de cuerda que nunca fue hallada y que no había sufrido abuso sexual. 

LEA MÁS

      Embed

La adolescente vivía con su hermano y su madre, y poco antes del hallazgo del cuerpo, el padre había pasado por la casa, pero como tocó dos veces el timbre y sus hijos no lo atendieron, se fue. 

María Laura Balmaceda, madre de la chica, dijo a la agencia Télam que quiere que la Justicia detenga a su hijo porque, a su entender, "es la única persona que estuvo presente en el momento del homicidio".

"No hubo ninguna tercera persona, ningún rito, ningún sacrificio como dice el padre. El único que está involucrado, desgraciadamente, es mi hijito", dijo acongojada la mujer en referencia al hermano de Ayelén, que tenía 16 años al momento del crimen y por eso se preserva su identidad. 

La versión de la madre es que en la casa no había ningún acceso violentado, no se robaron nada y sostiene que el muchacho "era violento con su hermana y algunas veces la había golpeado".


      Embed

 

 

 

Comentarios Facebook