miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Política
26 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Poli alertó ante Macri sobre la situación económico-social

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


En medio de un fuerte operativo de seguridad, el Presidente participó del Tedéum por el 25 de Mayo brindado por el arzobispo Mario Poli, quien llamó a “no perder la sensibilidad ante los más pobres”.

Poli alertó ante Macri sobre la situación económico-social
Foto:

Ante un estricto operativo de seguridad montado en los alrededores de la Catedral Metropolitana, el presidente Mauricio Macri participó ayer por la mañana en el tradicional Tedéum por el 206º aniversario de la Revolución de Mayo, donde el cardenal porteño Mario Poli llamó a "no perder la sensibilidad ante el dolor de los más pobres".

El mensaje, en el que una vez más un referente de la Iglesia alertó sobre la situación económico-social devenida de un contexto de alta inflación y recesión, fue bien recibido por el gobierno que coincidió con el diagnóstico y el llamado al diálogo que realizó el cardenal de Buenos Aires.

Desde bien temprano el perímetro de la Plaza de Mayo permaneció blindado en el marco de un llamativo operativo de seguridad. Es que grupos piqueteros no pudieron llevar a cabo el anunciado acampe frente a la Pirámide de Mayo y se concentraron desde la madrugada en Diagonal Norte casi Rivadavia, a metros del tradicional templo, separados por un vallado.

El resto de los accesos también estuvieron cerrados, por lo que sólo un escaso público, en su mayoría familiares, allegados a los funcionarios y algunos vecinos, pudieron acercarse a las vallas ubicadas frente a la escalinata de la Catedral. Incluso hubo efectivos de la Policía Federal, con binoculares, vigilando la escena desde uno de los balcones del edificio de la ex jefatura de Gobierno porteña.

Finalmente el presidente Mauricio Macri y su esposa Juliana Awada, la vicepresidente Gabriela Michetti, los integrantes del gabinete nacional y el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, caminaron desde Casa Rosada hasta la Catedral por un corredor custodiado por los granaderos del Regimiento de Patricios.


MÁS INFO

      Embed


En un primer momento, se especuló con que el Presidente iba a realizar ese trayecto de 200 metros en la camioneta oficial por cuestiones de seguridad, las mismas que hicieron trasladar el locro patrio -originalmente pautado en la Plaza Colón, detrás de Casa de Gobierno,- a la Quinta de Olivos.

La comitiva oficial arribó al principal templo porteño en medio del sonar de los bombos y los cánticos de los manifestantes del Frente Darío Santillán y el Polo Obrero, que reclamaban un aumento en los haberes de los cooperativistas al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, también presente en la celebración.

En el comienzo del Tedéum, un vicario pidió "por los trabajadores que han hecho crecer a la Argentina". Luego Poli durante su homilía pidió "que no nos paralicen las estadísticas, sino más bien que no perdamos la sensibilidad para escuchar y redoblar los esfuerzos y servicios ante el dolor de los más pobres, de las familias que siguen en la humillación de carecer de lo esencial" y pidió prestar especial atención a "los niños y abuelos".

La ceremonia se extendió por casi 50 minutos, y en su transcurso el arzobispo de Buenos Aires reclamó "coraje para crear espacios y mesas" en las que se pueda "compartir la sabiduría del diálogo, donde las ideas superen las ideologías y donde nadie se levante hasta encontrar acuerdos razonables y duraderos de los que dependen tantas vidas, proyectos y sueños".

"Que el genio que muchas veces nos distanció se convierta en ingenio para que todo argentino o inmigrante de buena voluntad que comparta nuestros días tenga tierra, techo y trabajo, lo elemental", expresó.

El final del oficio tuvo un tono más amable, ya que Poli y Macri entonaron juntos la Oración por la Paz, que pide, por ejemplo, que "donde hay discordia, (haya) unión".

El mensaje del prelado era esperado con gran expectativa luego de que trascendiera la medición realizada por la Universidad Católica Argentina, que registró un aumento de las familias pobres durante los primeros meses del año y el mensaje enviado desde la Pastoral Social sobre la "fragilidad laboral" del mercado de trabajo luego que el Poder Ejecutivo vetara la ley antidespidos.

Al término del oficio, hubo un saludo protocolar entre Macri y Poli y luego el jefe de Estado descendió las escalinatas, amagó con ingresar a la camioneta presidencial -donde rápidamente se ubicó su mujer-, pero se acercó hasta el vallado, donde saludó a los asistentes -se puso un gorro de lana negro que una mujer le ofreció- y luego se subió al rodado que lo trasladó hasta el helipuerto de Casa de Gobierno. Había pasado el mediodía y tenía que llegar rápido a Olivos para compartir el almuerzo con organizaciones sociales, lideradas por Margarita Barrientos.

"Claro que coincidimos con el cardenal en que no sólo hay que mirar estadísticas: mientras haya un solo pobre en el país debemos abocarnos a solucionar su problema. Lo que ocurre es que el kirchnerismo nos dejó el país a punto de estallar -por ejemplo, dejaron de pagar la obra pública el 1º de octubre- y recién en marzo comenzó a repuntar la actividad. Ahora logramos enderezar el avión y esperemos que lo hagamos subir cuanto antes", describió a este diario, con una metáfora aeronáutica, un importante funcionario presente la celebración religiosa.

      Embed


Comentarios Facebook