sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
AFA PASILLOS
26 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

AFA: destruir al ejercito rojo o, de ser imposible, aliarse...

Yacaré Doria
0
Comentarios
Por Yacaré Doria


La dupla Tinelli-Tapia, la menos pensada del juego de la guerra de la AFA en medio de la batalla que propone el nuevo condimento de la intervención tan temida. D'Onofrio preocupado en Italia y un encuentro inesperado en el baño del tercer piso.

AFA: destruir al ejercito rojo o, de ser imposible, aliarse...
Foto: Martín Di Maggio / Diario Popular
Foto:
AFA: destruir al ejercito rojo o, de ser imposible, aliarse...
Foto:

La ciencia ficción abundó en su literatura historias de esas en la que un ser humano se ausenta en tiempo y espacio -abducciones, comas, dimensiones paralelas, etcétera- hasta que en un momento dado reaparecen en la línea de tiempo formal, pero las herramientas cognitivas quedaron ancladas en el pasado y no comprenden los cambios en el escenario. Bueno, si un plato volador se hubiese llevado un año atrás a un terrícola de estas pampas a otro sistema solar, su regreso hubiese sido tortuoso.

No solo por el terreno político, las boletas de luz, la poca liquidez de la SUBE y que canal 13 pase fútbol. Sino porque los mismos que bajo el lema del #AscensoUnido se encaramaban contra la figura de Marcelo Tinelli, hoy son sus principales aliados. Sí, basta escuchar argumentos de sus integrantes, ponderando su capacidad en arenas del marketing y gestión, además de los contactos en las grandes esferas. No lo cambian por Chiqui Tapia, claro que no, pero Daniel Angelici los congrega en la vereda a opuesta.

Hasta lo defienden: dicen que "Marcelo" no está apurado como el resto de los grandes por sacar la Superliga, a la que adhirieron después del pacto Tinelli-Tapia. Le apuntan al resto, dicen que al empresario televisivo lo boicotean Angelici, D'onofrio y hasta Lammens. Eso sí, con el dinero no se pacta: el #AscensoUnido no quiere dos cajas. Quiere una sola, que nutra la teta que chupa cada categoría, por más nuevos sponsors que ingresen. Ahí, todavía, no hay acuerdo.

¿Y la intervención? Cuando en la última reunión del comité ejecutivo el ascendente hombre de Ituazaingo que ahora tiene bajo su ala al futsal y fútbol playa, además de ser secretario ejecutivo de presidencia, leyó la consideración de Servini de Cubría y despertó el grito de guerra de Moyano, pidió la palabra un candidato aún sin avales. "Señores ¿Queremos que vengan de afuera a meterse en nuestros asuntos? Seguro que no. Bueno, dejémonos de joder entonces y a partir de ahora y acá mismo, encontremos una solución a todo esto y no boludiemos más con candidaturas y superligas, sino perdimos", sentenció Armando Pérez.

Horas más tarde, cuando se habló de la posibilidad de que la Inspección General de Justicia le pidiera al Ministerio de Justicia que interviniera la AFA con Graciela Ocaña a la cabeza, Rodolfo D'onofrio se atragantó con un sorbo de lo que estaba tomando en la madruga italiana y llamó a Buenos Aires para intentar desactivar la cuestión, que quien inició la causa judicial por el FPT y logró que auditaran las cuentas en Viamonte, algo inédito.

Hasta Lilita Carrió puso el grito en el cielo, pese a que tiene en la mira a Angelici, quien hoy lleva las riendas de la AFA. Lo de La Hormiguita no prosperó, pero el fantasma de la intervención sigue asustando puertas adentro. "Quieren intervenir porque no quieren que un barrendero sea el presidente", indica un soldado del #AscensoUnido en referencia a Chiqui Tapia, candidato con 24 avales y quien antes de ser una pieza importante del Ceamse, pateó la calle con una escoba. "Pero por no querer a un negro, van a liquidar el fútbol argentino, nos van a desafiliar del mundo", prosiguió con argot grondoniano el presidente de uno de esos clubes que no conocen la gloria ni las butacas en un estadio.

En simultáneo, coincidieron con la misma urgencia Chiqui Tapia y Daniel Angelici en el baño del tercer piso. Fue un trámite breve, entrecortado por la demanda de celulares también en mano. "Esto es un quilombo hermano", soltó el Tano y Chiqui asintió con la cabeza, mientras leía un mensaje de texto que acusaba a cierto hincha de Huracán y doble camiseta como instigador principal del escrito que firmó Servini de Cubría...

      Embed




Comentarios Facebook