domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Política
28 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Macri, arribo puntual y entrada acompañada por aplausos

0
Comentarios


El Presidente y su comitiva recibieron una afectuosa bienvenida en el Centro Cultural Julián Centeya, donde un jubilado le dijo a Macri que las madres de ambos tenían el mismo nombre.

Macri, arribo puntual y entrada acompañada por aplausos
Foto:

El centenar de jubilados que acompañó ayer el anuncio del presidente Mauricio Macri del envío al Congreso de un proyecto de reforma del sistema previsional y de blanqueo de capitales, aguardó casi en silencio desde la media mañana el inicio de la ceremonia en el interior del Centro Cultural Julián Centeya.

Apenas una docena de vecinos quedaron fuera del lugar, bajo una pertinaz llovizna, en el barrio porteño de San Cristóbal, esperando el arribo de los funcionarios, algo que como es un costumbre entre los integrantes del gabinete nacional en cada acto oficial, arribaron puntualmente al lugar.

Los abuelos saludaron con aplausos a los ministros Carolina Stanley (Desarrollo Social), Marcos Peña (Jefe de Gabinete) y Alfonso Prat Gay (Hacienda), aunque las presencias más celebradas fueron las de la vicepresidenta Gabriela Michetti y la del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, este último ganándose el reconocimiento de que los presentes corearan su nombre.

Macri ingresó caminando entre el público hasta una tarima montada especialmente en el centro de la escena, dejando la única tribuna del lugar a sus espaldas para que las cámaras obtuvieran un encuadre que tiene su origen en las campañas políticas estadounidenses y que Cambiemos adoptó durante los últimos desafíos electorales.

Al hacer uso de la palabra, el jefe de Estado apeló a un recurso que también forma parte habitual de los discursos en Cambiemos y que implica el relato de anécdotas y vivencias de ciudadanos identificados por un nombre y un lugar, que se veían perjudicados por alguna política y que, si se aplica la iniciativa impulsada, podrían ver mejorar su vida.

"Me acordaba de mi abuela, que se llamaba Argentina Blanco Villegas", dijo el mandatario que entabló un breve diálogo con un jubilado que desde la tribuna comentó que su madre se llamaba de la misma manera.

LEA MÁS

      Embed



Historias de espera en primera persona

En el acto en barrio de San Cristóbal, donde fue anunciado el Programa Nacional de Reparación Histórica para los Jubilados, el presidente Francisco Macri compartió el escenario con tres beneficiarios que plantearon su problemática previsional.

Macri, desde la tarima montada en el centro del Espacio Cultural Julián Centeya, donde minutos antes había asegurado que su objetivo "es reparar años de injusticia", invitó a subir por separado a Demetrio Rubio, de 89 años; a Edith Estebanez, de 77 años; y Nélida Benito, de 76 años.

Allí, el jefe del Estado los invitó a que se sumaran al acto y que contaran públicamente sus respectivas experiencias.

Rubio, que vive en la localidad bonaerense de El Palomar, manifestó que espera desde hace ocho años que "realmente me reconozcan lo que he trabajado". En su caso, rememoró, "aporté durante 44 años" a los organismos previsionales y puntualizó: "Espero antes de morirme poder cobrar algunos pesos".


LEA MÁS

      Embed


Años de espera

Por su parte Benito, jubilada docente, resaltó en la alocución que mantuvo desde el escenario junto al Presidente que "fui profesora de secundaria y me jubilé con la mínima porque al final me sacaron muchas horas".

Además, hizo hincapié que lleva adelante el juicio por el reajuste de haberes de la pensión de su marido, Marcos Narizzano, quien falleció hace 28 años y era empleado marítimo.

Más tarde le tocó el turno a Estebanez, quien al relatar su historia hizo mención a los ocho años que suma esperando cobrar el juicio que entabló contra la ANSeS.

"Trabajé toda mi vida en una fábrica de linternas, empecé a los 14 años, lo tengo merecido", manifestó la septuagenaria que es viuda y tiene, precisó, dos causas pendientes ante la ANSeS: una por la jubilación y otra por el cobro de su pensión.

      Embed


Comentarios Facebook