domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Salud
28 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Una de cada 5 mujeres puede sufrir un ACV

0
Comentarios


En el Día Internacional por la Acción de la Salud de la Mujer, se harán controles gratuitos para detectar factores de riesgo que pueden ser desencadenantes de enfermedades cerebrovasculares y cardíacas.

Una de cada 5 mujeres puede sufrir un ACV
Foto:

Mundialmente está comprobado que 1 de cada 5 mujeres corre riesgo de sufrir ACV frente a 1 de cada 6 hombres. Justamente en la mujer se manifiestan con más frecuencia o son específicos de su género ciertos factores de riesgo que determinan un aumento de probabilidades de desarrollo de enfermedades cerebrovasculares.

La diabetes, las migrañas, la fibrilación auricular y la hipertensión, son algunos de los factores que se dan con más frecuencia en mujeres. Pero, además, el embarazo, la preeclampsia, el uso de anticonceptivos orales (especialmente en el caso de mujeres con una alta presión sanguínea), los cambios hormonales, los tratamientos hormonales sustitutorios posteriores a la menopausia y la diabetes gestacional pueden convertirse en desencadenantes claves para el desarrollo de ataques cerebrales o enfermedades cardíacas.

Este sábado 28 se conmemora el Día Internacional por la Acción de la Salud de la Mujer, y el ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires y Fundación ENERI realizan una jornada de concientización en los Bosques de Palermo (Av. Sarmiento e Iraola). De manera gratuita, entre las 10 y las 14, se asignarán turnos para realizar ecodoppler de las carótidas, un estudio que muestra cómo circula la sangre en las arterias que irrigan al cerebro. Habrá puestos de atención sanitaria para que los asistentes puedan controlar su presión arterial y aprendan a tomarse el pulso cardíaco.

LEA MÁS:

      Embed

"El ACV es una enfermedad de peso que requiere de educación para favorecer la prevención y también la identificación de señales de alerta para actuar a tiempo y limitar las secuelas que esta enfermedad puede generar", explicó el director médico de ENERI, Pedro Lylyk.

Los especialistas recomiendan la realización anual de un chequeo integral de la salud de la mujer que incluya examen físico, pruebas de laboratorio, electrocardiograma y estudios modernos de diagnóstico por imágenes con el fin de poder prevenir el desarrollo de eventos cardiovasculares graves. Pero, además, insisten en la importancia de actuar sobre los factores de riesgo que pueden ser modificables. 

La mujer y los factores de riesgo

Hipertensión arterial. La presión arterial alta (≥140/90 mmHg) sin tratamiento aumenta el riesgo en la mujer de presentar un episodio cerebrovascular. La hipertensión puede aparecer en cualquier momento de la vida, no puede curarse, pero sí puede controlarse (el valor óptimo es 120/80 mmHg) mediante cambios en el estilo de vida, control del peso, aumento de la actividad física, consumo moderado de alcohol, restricción del sodio e incremento de consumo de frutas y vegetales y, de ser necesarios, tratamiento farmacológico con medicamentos.

Diabetes. El riesgo de enfermedad cardiovascular en la mujer diabética aumenta entre 3 y 7 veces mientras que en los hombres lo incrementa de 2 a 3 veces.

Tabaquismo. En Argentina fuma el 34% de la población adulta. Si bien hasta hace un tiempo era un problema de los hombres, actualmente las mujeres fuman tanto o más que el sexo opuesto. Cada año mueren 40.000 argentinos por causas relacionadas con el tabaco y coincidiendo con los datos mundiales, el número de jóvenes que fuma sigue en aumento, fundamentalmente las mujeres. Se calcula que el 50% de los infartos entre las mujeres de mediana edad son atribuibles a esta adicción.

Anticonceptivos. El consumo de cigarrillos combinado con el uso de anticonceptivos orales también ha demostrado aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o cerebral. De hecho, su uso en mujeres fumadoras mayores de 35 años está relativamente contraindicado.

Dislipemia. El aumento del colesterol total y de la lipoproteína de baja densidad (LDL) o colesterol "malo" son importantes factores de riesgo de enfermedad cardiovascular en las mujeres. Los niveles bajos de la lipoproteína de alta densidad (HDL) o colesterol "bueno" son predictores de enfermedad coronaria en la mujer.

Obesidad e inactividad física. Realizar actividad aeróbica rutinariamente definitivamente ayuda a reducir el peso y previene problemas cardiovasculares.

Estrés. Es un factor de riesgo reconocido en ambos sexos. Sin embargo, estudios preliminares han demostrado que mientras los niveles de hormonas relacionadas con el estrés disminuyen cuando el hombre llega a casa tras su jornada laboral, en la mujer ocurre lo contrario.

      Embed

Comentarios Facebook