viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
30 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Lanús, la ciudad que festejó a lo campeón

Luciano Bottesi
0
Comentarios
Por Luciano Bottesi


Los hinchas volvieron del Monumental alumbrados por una nueva estrella y siguieron con los festejos en el barrio. La luna de miel de la gente y Almirón, casados "de puro" casi sin conocerse por la llega del título

Lanús, la ciudad que festejó a lo campeón
Foto:

Por Pavón, todo derechito, puente Pueyrredón y seguir la caravana hasta el Monumental. Y de ahí, volver al barrio alumbrado por una nueva estrella. Casi que todavía el técnico y los hinchas no se conocen: se gustan y después de lo de ayer no hay dudas de que se trata de amor a primera vista. Jorge Almirón llegó para sentarse en el lugar que dejaba Guillermo Barros Schelotto y sin cambiarle el libreto al equipo no se conformó con ser protagonista y con su aporte logró algo espectacular: fue campeón.

Y ahí en la tribuna estaban los que pensaron que había sido un privilegio vivir para disfrutar un título del club del barrio y lo pensaron como único y desde anoche festejan el segundo, contando con los dedos las conquistas desde aquella Copa CONMEBOL y las vueltas que agigantan al equipo del Sur, que no se conforma con que le digan chico.

En la cancha, unido en el festejo, estaba Ramón Cabrero el hombre de la casa que le hizo dar la primera vuelta a nivel local, la más importante. El ex DT lo abrazó a la vista de todos

y "dejó" que la gente se entregara al idilio sin reparos. "Oy oy oy; oy oy oy, es el equipo de Almirón", corearon las casi 30 mil almas incluso antes de que la goleada se consumara.

La cancha de River esta vez vibró de un solo color, el granate, y Núñez nunca fue escenario de algo tan ajeno como lo que pasaba dentro del Monumental. En otro barrio, lejos y en

el Conurbano, estaba el verdadero festejo. No fue nada más que un campeonato: es el barrio dando la vuelta, mojándole la oreja a un grande esperando al micro en la cancha, peregrinando por la 9 de Julio -la de Lanús, la del barrio, no la del Metrobús y el Obelisco- para gritar bien fuerte que de Arias y Guidi salió, de nuevo, el campeón.

      Embed

Comentarios Facebook