domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
31 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Guede, ante la posibilidad de ser Guede o quedar en el camino

Juan Vargas - @juavarg
0
Comentarios
Por Juan Vargas - @juavarg


El entrenador de San Lorenzo mutó a mitad del río para sobrevivir, pero la final ante Lanús dejó una certeza: tendrá que imponerse y romper la resistencia del plantel a sus ideas, o aceptar que no están dadas las condiciones para su continuidad.

Guede, ante la posibilidad de ser Guede o quedar en el camino
Pablo Guede, técnico de San Lorenzo
Foto:

San Lorenzo quemó el último cartucho de la generación más exitosa de su historia con la derrota categórica en la final frente a Lanús. Desde la vuelta olímpica en el Torneo Inicial 2013 con Pizzi en el banco, el plantel siempre peleó por algo. Sin importar el técnico, los jugadores se las arreglaron para mantener al Ciclón en lo más alto. Con Edgardo Bauza llegó la Copa Libertadores 2014 -la consagración más importante de la historia- y con Pablo Guede los Cuervos se ilusionaron con la goleada apabullante ante Boca por la Supercopa Argentina.

11 futbolistas se mantienen desde la gesta en 2013: Sebastián Torrico, Julio Buffarini, Gonzalo Prósperi, Fabricio Fontanini, Emmanuel Más, Juan Ignacio Mercier, Néstor Ortigoza, Enzo Kalinski, Leandro Romagnoli, Martín Cauteruccio y Héctor Villalba. Y son 14 desde la obtención del torneo más importante del continente -se sumaron Pablo Barrientos, Nicolás Blandi y Mauro Matos-.

Los nombres condicionan a los técnicos, y el caso de Guede no es la excepción. Tras la salida del Patón luego de un 2015 que se despedía con un subcampeonato, la Comisión Directiva del club eligió a un entrenador antagónico. Es imposible pensar que tras la salida de Pep Guardiola Barcelona contratara a "un" Mourinho. Y de tomarse esa decisión, la lógica indica que la conformación del plantel debería acompañar el cambio de rumbo. En San Lorenzo no pasó.

LEA MÁS:

      Embed

Si bien el año inició con una demostración que no dejó dudas en Córdoba ante el Boca de Arruabarrena, a medida que avanzaba el calendario quedó claro que los conceptos de los jugadores no acompañaban la filosofía del cuerpo técnico. ¿Está mal cambiar de idea? Claro que no. Y en el caso de cambiar, ¿cuánto tiempo demandaría la adaptación? Es una pregunta sin respuesta.

En definitiva, la CD cometió el error de contratar a un entrenador que les exigió a futbolistas de trayectoria dejar de lado el concepto que los había llevado a lo más alto. Tan arraigada estaba esa identidad en los jugadores, que en medio de la temporada el estilo mutó y San Lorenzo se pareció más a su versión 2014/15 que a lo que plasmó el DT en sus anteriores equipos.

¿Es un error de Guede buscar la manera de sobrevivir y mantenerse en el puesto? No, es un mérito reconocer las debilidades. Pero si no quiere que su "sueño" de dirigir a San Lorenzo concluya sin pena ni gloria, tendrá que imponerse o aceptar que no están dadas las condiciones para su continuidad. El recambio -el tiempo pasa para todos- se impone.

¿Se tienen que ir todos los jugadores? No, aquellos que puedan adaptarse tendrán el desafío de incorporar un nuevo método a sus CVs. La nostalgia y la resistencia al cambio se postergaron seis meses que estuvieron a 90 minutos de concluir con una vuelta olímpica, pero el futuro ya llegó.

      Embed


Comentarios Facebook