sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Salud
31 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cigarrillo: las consecuencias para la salud

María Belén Gutierrez Sieiro (@Belengsieiro)
0
Comentarios
Por María Belén Gutierrez Sieiro (@Belengsieiro)


Cáncer, EPOC, infertilidad y menopausia temprana son algunos de los efectos que causa el tabaquismo. Los niños y las personas que conviven con los fumadores son las otras víctimas del cigarrillo

Cigarrillo: las consecuencias para la salud
Foto:

Decir que fumar causa cáncer de pulmón es, hoy en día, una afirmación casi obvia. Pero no es la única consecuencia que ocasiona en la salud. Por el contrario, la lista de afecciones producto del tabaco es extensa y tenebrosa.

Las enfermedades respiratorias como el EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), el enfisema; la bronquitis crónica; las afecciones cardiovasculares como infartos y accidentes cerebro vasculares son otras tantas de los problemas ocasionados por el cigarrillo.

"Los estudios científicos indican que el fumador tiene en promedio diez años de vida menos que el resto de la población", sostiene la Dra. Gabriela Torres Cerino, profesora titular de Toxicología de la Fundación H.A. Barceló.

Pero no solamente afecta a quien consume el cigarrillo, sino también a las personas que conviven con él. Hoy en día, se estima que los fumadores pasivos tienen entre el 20 y el 30 por ciento de desarrollar enfermedades cardiovasculares y cáncer de pulmón, sólo por inhalar el humo que expiden los cigarrillos de otros.


TABACO=INFERTILIDAD

A la hora de hablar de las consecuencias que trae el tabaquismo en la fertilidad, la situación es también preocupante.

El tabaco que consume una embarazada, particularmente si es más de 10 cigarrillos al día, se relaciona con un menor recuento y calidad de esperma en los hijos varones.

Por si fuera poco, los componentes del cigarrillo disminuyen la capacidad para producir estrógeno (hormona producida principalmente en los ovarios, esencial para el desarrollo sexual femenino y el funcionamiento del sistema reproductor.

Las embarazadas fumadoras tienen mayor riesgo de sufrir abortos espontáneos, así como también de tener bebés prematuros, con bajo peso o de nacer muertos. En las mujeres, además, pueden adelantar en dos o tres años la aparición de la menopausia.

Además, el tabaco produce efectos nocivos en el ADN masculino. Fumar fragmenta el material genético de los espermatozoides, lo que causa infertilidad masculina. De hecho, aunque la producción de espermatozoides de un varón fumador sea normal, el aumento de la incidencia de fragmentación del ADN puede impedir que no se consiga el embarazo aun sometiéndose a tratamientos de fertilización asistida.

En los niños, por ejemplo se le suma el riesgo de sufrir infecciones del oído, respiratorias y asma. Además, tienen más posibilidades de convertirse en adictos al tabaco en el futuro.

      Embed

Comentarios Facebook