lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
31 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Tucumán: asesinan a una nena de 12 años y detienen a su padrastro

0
Comentarios


La autopsia confirmó que la menor murió por asfixia, y los forenses no detectaron signos de abuso sexual. La hallaron con medias en su boca y cables alrededor de su cuello. Por el crimen, la policía detuvo a su padrastro, Omar Pérez.

Tucumán: asesinan a una nena de 12 años y detienen a su padrastro
Foto:

Una niña de 12 años fue asesinada el domingo en una vivienda de la ciudad tucumana de La Cocha, a unos 110 kilómetros al sur de la capital provincial, y la autopsia confirmó que murió por asfixia y los forenses no detectaron signos de abuso sexual, mientras que se detuvo a su padrastro como sospechoso, informaron ayer fuentes judiciales.

De acuerdo a los primeros resultados de la autopsia, la muerte por asfixia de Milagros Daiana Torres (12), se produjo por las medias que el asesino le colocó en la boca y los cables que tenía alrededor del cuello.

Si bien los pesquisas creían que la nena podía haber sido violada, los médicos forenses le informaron al fiscal de la causa, Fabián Rojas, del Centro Judicial de Concepción, que no había lesiones ni signos evidentes de abuso sexual violento, aunque se debían esperar los resultados de los hisopados.

El principal sospechoso y único detenido por el caso es el padrastro de la víctima, identificado por la policía como Omar Pérez (32), quien será indagado en las próximas horas.

Milagros se encontraba sola en la casa que compartía con su madre y su hermanito de 10 años en el barrio El Porvenir, de La Cocha, cuando fue asesinada por alguien que ingresó durante la madrugada del domingo hasta su pieza, le puso una pelota de medias en la boca para que no gritara y le ató varios cables al cuello. El cuerpo fue hallado por la madre de la víctima, María del Carmen Aranda (32), quien encontró a su hija en la cama, completamente desnuda y con cables en el cuello, en las manos y en los pies.

Desde el principio, la madre le dijo a la policía que creía que el autor del crimen había sido su ex marido Pérez, quien no es el padre de ninguno de sus hijos y de quien se había separado hace tres meses.

La mujer explicó que se habían casado en 2014 pero que hace tres meses se separaron, Pérez se fue de la casa y que la relación se había tornado violenta en los últimos días porque el hombre le enviaba mensajes amenazándola. La madre también explicó que la noche del crimen los niños estaban solos en la casa porque ella trabaja de noche embalando limones en una citrícola de la zona para mantener a sus hijos.

La policía de La Cocha, al mando del comisario Pedro Gómez y del oficial Cristian Dadín, logró detener al sospechoso Pérez. El fiscal Rojas aseguró que "la persona que mató a la niña conocía muy bien el lugar donde se produjo el ataque y los movimientos de la madre y de la casa".

Explicó que la casa es muy precaria, tiene sólo una puerta de ingreso que estaba con un candado por fuera y las ventanas cubiertas con cañas y plástico.

"Una de las ventajas tiene una cobertura de plástico que estaba cortada y se presume que el atacante ingresó por allí", señaló el funcionario judicial. "Hay una serie de indicios que refuerzan la hipótesis de que el ex marido de la mujer habría participado", dijo Rojas. Los estudios de ADN de las muestras tomadas a la nena y también al detenido, junto a otros elementos recolectados en la vivienda, serán clave para confirmar si Pérez fue el autor del crimen.

      Embed

Comentarios Facebook