sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Sureño
31 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La fiesta albinegra que cubrió el cielo de todo Gerli

Mariela Delay
0
Comentarios
Por Mariela Delay


El Porvenir pegó el salto y escapó de la última categoría del fútbol argentino. Y centenares de simpatizantes, que escucharon por radio la ayuda de Ituzaingo, se dieron cita en la entidad.

La fiesta albinegra que cubrió el cielo de todo Gerli
Foto:

Toda la amargura que le había quedado a El Porvenir por su descenso a la Primera D en 2013 quedó atrás, porque este fin de semana su regreso a la divisional superior quedó marcado justo en la misma temporada que cumplió 100 años.

La lluvia no impidió que unos 500 hinchas programaran la "misa" desde las 11 de la mañana en el estadio para compartir un almuerzo en el gimnasio techado y a su vez escuchar el partido de Argentino de Rosario e Ituzaingó vía Internet. La pasión y la expectativa era más fuerte.

Banderas, gorros, bufandas, paraguas y bombos, todo era color blanco y negro. No faltaba nadie a la congregación, porque inclusive bebés de muy pocos meses y mujeres embarazadas estaban en la cita del que sería campeón.

Una vez concretada la ayuda del Verde en Santa Fe, cerca de las 18, comenzaron a llegar los jugadores y los ayudantes del técnico Horacio Montemurro, quien había viajado al duelo crucial. Luego arribó el presidente Enrique Merelas y el vice José Luis Pallares para sumarse a los festejos, a una sola voz. Todos unidos por un mismo sentir, un mismo palpitar, una misma alegría. 

Los futbolistas dieron una vuelta olímpica simbólica en la cancha con algunos simpatizantes que empezaron a tirar bengalas y le aportaron todo el color a una noche gris en el cielo, impecable para la región por ser la combinación del blanco y el negro.

"Y ya lo ve... y ya lo ve.. el Porve se va de la D", era el cántico en comunión entre jugadores e hinchas, emocionados hasta las lágrimas y con toda la felicidad encima, producto de una consagración que le demandó tres temporadas.

A continuación el equipo se trasladó hasta el gimnasio, donde siguió la fiesta: los jugadores se treparon a una de las tribunitas y en pogo colectivo saltaron con banderas que les iban alcanzando los hinchas.

Y los cantos seguían: "El Porve da todo por ser campeón hasta la B Nacional no vamos a parar oh oh oh" era el hit de la noche, que continuó con: "El que no salta sigue en la D".

Protagonistas

Algunos jugadores, como Herman Essers y Gonzalo González tomaron en brazos a niños pequeños, quienes se llevaron el recuerdo de sus vidas: las fotos con su únicos héroes, los jugadores que le dieron el ascenso.

En un día donde Lanús se llevó todos los flashes por su título en Primera División, el gigante dormido de Blanco Encalada demostró que de a poco vuelve a ser.

Comentarios Facebook