lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
01 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Almirón, en la ruta de otros entrenadores rutilantes

0
Comentarios


El técnico que llegó mirado de reojo y terminó llevando a Lanús a esta nueva estrella, recogió y potenció el legado del Mellizo Guillermo, que fue campeón, Cúper y Cabrero, los otros que condujeron a Lanús hacia las otras consagraciones.

Almirón, en la ruta de otros entrenadores rutilantes
Foto:

Llegó siendo mirado de reojo por su final en Independiente. Pero Jorge Almirón se colgó su mejor medalla: la de campeón del fútbol argentino. Fue Lanús el trampolín para esta importante consagración pero en el medio quedan, como pasa con todo técnico que logra coronar exitosamente una campaña, méritos sobrados para que ello haya sucedido.

Ya antes del partido final del domingo ante San Lorenzo, se hablaba de que el Granate había sido el mejor equipo del torneo, algo que no solamente estaba refrendado en los números, al conseguir más puntos que el Ciclón.

Tuvo la sapiencia Almirón de conservar el sistema táctico que el equipo estaba acostumbrado a utilizar bajo la dirección técnica del Mellizo Guillermo Barros Schelotto.

Y a la buena base existente, le agregó a futbolistas que vinieron a sumarse a este plantel a comienzos de año, que le dieron un salto de calidad al aún buen funcionamiento que el equipo exhibía, tales los casos de José Pepe Sand, Pablo Mouche, Iván Marcone y José Luis Gómez. Y también vinieron otros que si bien no jugaron mucho, aportaron su granito de arena, tales los casos de Agustín Pelletieri, que regresó a su primer amor, como así también, Marcelo Herrera. Completaron la lista de refuerzos la vuelta del arquero Esteban Andrada, Juan Pablo Noce, Marcos Pinto, Gonzalo Castillejos y Matías Sánchez.

El resultado fue ese funcionamiento aceitado que hizo que el Granate perdiera solamente dos partidos, contra Racing y en la última fecha frente a Huracán, cuando ya hacía rato que se había ganado el derecho de jugar el partido decisivo y que, por tal motivo, guardó a unos cuantos de los titulares habituales.


LEA MÁS


      Embed


Marcaron el camino

Claro que hoy Almirón es entronizado al altar de los mejores sentimientos del pueblo Granate, pero también hubo otros entrenadores que quedaron para siempre guardados en la memoria del hincha. Otros tres que también lograron conducir a Lanús a lo más alto, tanto en el plano nacional, como en el marco de torneos internacionales.

El primer título, ese que nunca se olvida y que permanece impregnado con más fuerza fue la Conmebol de 1996, de la mano de Héctor Raúl Cúper que, como buen defensor e hijo de la escuela de Carlos Timoteo Griguol, le imprimió una rigidez importante desde el punto de vista táctico. Algo que fue muy importante, porque se dio apenas cuatro años después de que el equipo retornara a Primera División, de la mano de Miguel Angel Russo y que, por lo tanto, estaba atravesando el proceso de consolidación, en la máxima categoría, que necesita cualquier equipo que asciende y luego de la derrota, con escándalo, del año anterior, ante Atlético Mineiro.

Pero claro, los hinchas podían "chapear" con eso, pero le faltaba el brillo que siempre otorga la consagración en el plano local.

Y la misma llegó de la mano de un hijo dilecto del club: Ramón Cabrero. El "Gallego", como se lo conoce, lo coronó en el Apertura 2007, tres un par de años de buenas campañas. Era aquel famoso equipo en donde estaba Pepe Sand, Diego Valeri, Chiquito Bossio y el Tino Ribonetto, entre otros.

La última había sido otra vez en el plano internacional: la Sudamericana del 2013, ya con Guillermo Barros Schelotto, hoy en el club de la Ribera y que hacía sus primeras armas como entrenador, sentado en el banco. Con él Lanús le ganó la final al brasileño Ponte Preta.

Desde que arribó, el Mellizo hizo una apuesta fuerte, a un equipo super-ofensivo. El 4-3-3 que hoy juega Lanús, de hecho es una continuidad de lo que venía haciendo el ex jugador de Gimnasia y Boca y que no solamente le permitió ese título, sino ser un protagonista permanente de todo lo que jugó. Honor y salud a todos ellos.



Comentarios Facebook