lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Política
02 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Destruyeron comercio del vendedor de tortas fritas que visitó Macri

0
Comentarios


Alfredo Farías, el hombre que le envió una carta y 100 pesos al Presidente para “ayudar a salvar el país”, denunció que desconocidos le destruyeron la parrilla que tiene ubicada en la vera de la ruta 18, al sur de Rosario

Destruyeron comercio del vendedor de tortas fritas que visitó Macri
Foto:

Alfredo Farías, el vendedor de tortas asadas del pueblo santafesino de Cuatro Esquinas que le donó 100 pesos al presidente de la Nación, Mauricio Macri, al inicio de su gestión, "para sacar adelante al país", denunció este jueves que desconocidos le destruyeron la parrilla que tiene ubicada en la vera de la ruta 18, al sur de Rosario.

El atentado contra la parrilla de Farías se produjo días después del ataque sufrido el 12 de mayo último, cuando el hombre fue agredido por un vecino mientras hablaba con la prensa sobre su encuentro con el Presidente, quien lo había visitado el día anterior, en ocasión de su visita a la planta de General Motors en el pueblo de Alvear.

"Cuando llegamos al lugar encontramos todo desparramado, roto, y tirado. Destruyeron todo, cortaron las correas de acero que le puse a la parrilla para que el viento no la voltee. Mónica (Silva, su mujer) lloraba desconsolada, pero bueno ahora vamos a tratar de arreglar la parrilla", le comentó Farías a Canal 3 de Rosario.

"No tenemos ni idea" quien pudo haber hecho esto, contó Farías, y explicó que "lo hicieron durante la noche".

El trabajador expresó que le "duele" todo esto porque "hacemos muchas cosas por la gente, perdemos días de trabajo para hacer trámites, conseguimos cosas, ayudamos a los chicos. Entonces sentimos una impotencia muy grande, porque nos rompen la fuente de trabajo y nos cortan todo eso".

"Pero de alguna forma u otra nos vamos a arreglar para que mañana estemos vendiendo torta asada", reiteró esperanzado el hombre, quien detalló que su primer objetivo es conseguir ahora "unas 60 tejuelas para acomodar el piso de la parrilla".

"Vamos a ver cómo hago. Yo mañana quiero estar trabajando y no habrá nada que nos pare", enfatizó.

      Embed

Comentarios Facebook