viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Política
04 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La salud de los últimos presidentes no fue la mejor

0
Comentarios


Carlos Menem debió ser sometido a una delicada intervención quirúrgica al igual que De la Rúa y Cristina, a quien debieron extirparle la tiroides, pero Kirchner debió pasar tres veces por el quirófano.

La salud de los últimos presidentes no fue la mejor
Foto:

El inesperado y preocupante problema de salud del presidente Mauricio Macri recuerda situaciones similares con los últimos mandatarios que tuvo el país, Carlos Menem, Fernando de la Rúa, , Néstor Kirchner y Cristina Fernández, que debieron ser internados por distintas complicaciones médicas, generando angustia en la sociedad.


La carótida de Menem

Entre los casos más reconocidos de la actual etapa democrática está el de Carlos Menem cuando ejercía la primera magistratura y debió ser sometido a una operación de urgencia a la que fue sometido en octubre 1993 debido a una obstrucción de la arteria carótida.

Un cosquilleo en el brazo izquierdo mientras jugaba al golf en la quinta de Olivos y un pequeño desvanecimiento a media mañana fueron los primeros síntomas de lo que ocurriría horas más tarde, cuando debió ser operado para liberarlo de esa obstrucción en la carótida interna derecha, que irriga sangre desde el corazón hasta el cerebro.

Al finalizar, el médico personal del entonces presidente, Alejandro Tfeli, acompañado por el reconocido cardiocirujano Juan Carlos Parodi, anunció que la operación había sido todo "un éxito". Los médicos informaron que se trataba de un problema cerebrovascular y no cardíaco. La arteria carótida estaba obstruida casi totalmente a causa de un ateroma, una placa de colesterol propia de la arteriosclerosis.


De la Rúa por dos

La salud de Fernando De la Rúa también se transformó en una cuestión sensible a poco de haber asumido, cuando debió ser operado de un neumotórax en el pulmón derecho. La intervención fue totalmente exitosa y el mandatario retornó a sus funciones tras cuatro días de internación. Más tarde, el 10 de junio de 2001, fue sometido a una angioplastia para quitarle la obstrucción de una arteria.

El hecho generó inquietud, sobre todo después de que Héctor Lombardo, entonces ministro de Salud, indicó que el ex presidente padecía arteriosclerosis. A pesar del cuadro alarmante, con adecuados cuidados médicos la salud de De la Rúa mejoró, hasta la finalización abrupta de su mandato en diciembre de ese año.


Kirchner: la última fue fatal

Cuando fue jefe del Estado, Néstor Kirchner también se vio obligado a pasar por el quirófano en abril de 2004 por una gastroduodenitis hemorrágica, provocada por un calmante recetado para mitigar los dolores por un tratamiento odontológico. En esa ocasión permaneció internado dos semanas en el hospital municipal de Río Gallegos. En 2010, cuando ya había abandonado la presencia y era diputado nacional, su salud se agravó. En febrero fue operado de la arteria carótida derecha y el 11 de septiembre fue sometido a una angioplastia y se le colocó un stent. Los médicos le habían recomendado reposo debido al estrés, pero Kirchner continuó con sus labores y complicó el cuadro. Finalmente, falleció el 27 de octubre como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio no traumático.


Los nódulos benignos de Cristina

Asimismo, Cristina Kirchner también debió resultar internada por diversas afecciones que causaron preocupación. La más importante ocurrió cuando se le extirpó con éxito la glándula tiroidea para quitarle un carcinoma papilar que se le detectó a fines de 2012. la ex mandataria retornó a la actividad pública 21 días después. Estudios posteriores a la intervención indicaron que tenía nódulos benignos. Antes de ese episodio, pero también posteriormente, la ex presidenta tuvo episodios crónicos de hipertensión y en varias oportunidades sufrió shocks de lipotimia y bajas de presión.


      Embed


Comentarios Facebook