lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Papa Francisco
04 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Papa reclamó que la trata se juzgue como delito de lesa humanidad

0
Comentarios


Tras la cumbre que reunió a juristas de todo el mundo en el Vaticano, el sumo pontífice fue el primer firmante de un documento que exige terminar con la "esclavitud moderna"

El Papa reclamó que la trata se juzgue como delito de lesa humanidad
Crédito: AP.
Foto:

El papa Francisco sentó dos precedentes relevantes este sábado: por un lado, en la cumbre de jueces y fiscales que concluyó este sábado en el Vaticano, se firmó un documento en el que se exige concluir con la "esclavitud moderna" en el mundo; y además, aprobó la remoción de los obispos que oculten delitos sexuales contra menores de edad.

      Embed

Cumbre de jueces y fiscales en el Vaticano


La cumbre que ha reunido en el Vaticano a juristas de diferentes países de mundo –Ricardo Lorenzetti, Servini de Cubría y Casanello fueron algunos de los representantes argentinos- concluyó hoy con la firma de un decálogo de objetivos en el que, entre otras cosas, se reconoce la trata de personas como un crimen de lesa humanidad.

El documento, suscrito en primer lugar por el sumo pontífice, establece que "la aplicación efectiva del derecho penal es una condición necesaria para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas modernas de esclavitud y a la trata de seres humanos".

También para "asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldado".

Con ese propósito, los firmantes se comprometieron a impulsar un decálogo de diez objetivos, difundido este sábado por la Santa Sede (leer el documento acá).

Los suscriptores de dicho decálogo abogaron por "proporcionar un apoyo adecuado a las víctimas que incluya la asistencia civil y legal, una protección segura de testigos, la asistencia médica y el sostén a las personas" por parte de los servicios sociales.

En el caso de "víctimas indocumentadas", abogaron por "emanar autorizaciones de residencia temporal en el país de destino para los que deseen permanecer en este, independientemente de su situación legal".

Esto servirá para "proporcionar el acceso efectivo a los tribunales pertinentes, a la asistencia jurídica gratuita y al acompañamiento hasta la reinserción laboral efectiva".

La cumbre ha sido promovida por la Pontificia Academia de Ciencias Sociales con el objetivo de estudiar métodos para combatir la lacra de la trata de seres humanos y la criminalidad organizada.


      Embed

Comentarios Facebook