jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Salud
05 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Conocer para vivir mejor: la columna del doctor Facundo Manes

Facundo Manes
0
Comentarios
Por Facundo Manes


El prestigioso neurólogo responde las preguntas de nuestros lectores.

Conocer para vivir mejor: la columna del doctor Facundo Manes
Foto:

Silvia

Hola doctor, gracias por permitirnos este espacio de preguntas. Usted habló en su columna del domingo anterior sobre lo que le hace el alcohol al cerebro cuando bebe en exceso. Mi pregunta es por qué hay personas que lo hacen inclusive sabiendo que les hace mal.

Gracias a ustedes por el interés y el afecto. Con respecto a su pregunta, Silvia, le digo que tradicionalmente se creía que las adicciones tenían que ver con una debilidad moral o una falta de fuerza de voluntad. Hoy, por el contrario, sabemos que la adicción es una enfermedad crónica que produce cambios cerebrales específicos. Así como la enfermedad cardíaca afecta el corazón y la hepatitis, al hígado, la adicción afecta el cerebro, lo secuestra. Las personas que sufren adicciones tienen un fuerte deseo por el objeto del que son adictos, pierden el control sobre su uso y sienten la necesidad imperiosa de continuar así a pesar de las consecuencias negativas que eso le genera. Durante muchos años se creyó que solo el alcohol y las drogas podían causar adicción. Hoy sabemos, gracias a diversas investigaciones que algunas actividades como el juego, las compras, el sexo, la comida e, incluso, la tecnología, también pueden "secuestrar" el cerebro.

Osvaldo

¿Cuáles son las causas de las adicciones?


Son varias. Los aspectos genéticos contribuyen al riesgo de desarrollar una adicción, aunque no son los únicos. Se han realizado estudios científicos sobre gemelos y adopción que prueban esta afirmación. Los resultados muestran que alrededor del 40% al 60% de la susceptibilidad a la adicción es hereditaria. Además debemos decir que el comportamiento juega también un papel clave,

especialmente cuando se trata de reforzar un hábito. En nuestra vida cotidiana a veces nos enfrentamos a decisiones en las que tenemos que resistir o controlar tentaciones, por ejemplo no comer esa porción extra de torta o no hacer una compra innecesaria que deje nuestras finanzas en cero a fin de mes. En las personas que son adictas, controlar estas tentaciones es una tarea muy difícil. En los comportamientos adictivos fallan los frenos del cerebro, aquellos que deberían ejercer el control cognitivo y evitar que realicemos una acción. Como decíamos en la consulta anterior, la persona que es adicta puede no querer serlo porque, seguramente, su adicción le costó su trabajo, su pareja, su bienestar. Sin embargo, no puede resistir la tentación.

Juana

¿Existe cura para las adicciones?

Se trata de una enfermedad para la que actualmente no existe cura definitiva. Por eso, se la debe tratar como otras enfermedades crónicas (hipertensión, asma, cáncer). En consecuencia, se debe mantener el tratamiento porque, de otro modo, el paciente recae. La adicción se aprende y se almacena como memoria en el cerebro por lo que la recuperación es un proceso lento. Incluso después de que una persona renuncia, por ejemplo, al consumo de drogas, durante semanas, meses e, incluso, años, la exposición al sitio de la droga, caminar por una calle donde la conseguía o tropezar con personas que siguen consumiendo les provoca un tremendo impulso de querer consumir nuevamente. Existe una serie de tratamientos que lograron eficacia, por lo general al combinar estrategias de psicoterapia y de rehabilitación. Para algunos tipos de adicciones, ciertos medicamentos también pueden ayudar.

Comentarios Facebook