sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
08 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La apuesta de Gallardo: "comerle la cabeza" y recuperar al Pity Martínez

Leonardo Peluso
0
Comentarios
Por Leonardo Peluso


El entrenador de River podrá contar por primera vez con el talentoso futbolista en una pretemporada larga: planea dedicarle tiempo, paciencia y muchas charlas para que deje de ser una promesa desgastada.

La apuesta de Gallardo: comerle la cabeza y recuperar al Pity Martínez
Muchas oportunidades y bajo rendimiento tuvo el Pity Martínez con Marcelo Gallardo.
Foto:

Cuando llegó y debutó, parecía destinado al éxito inevitable con sus gambetas y su velocidad, para eso mismo lo trajeron y para eso pagaron casi 40 millones de pesos. Gonzalo "Pity" Martínez era la gran figura de Huracán y una de las promesas del fútbol argentino, el jugador distinto que pedía Marcelo Gallardo para el desequilibrio individual. Casi un año después, la movida no salió de la duda y la apuesta sigue siendo una quimera a la que el técnico de River quiere convertir en realidad con esta pretemporada larga, en la que busca dedicarle tiempo, paciencia y muchas charlas.

Los números demuestran que las oportunidades le sobraron al ex jugador del Globo, al estar en cancha en 66 de los 79 juegos oficiales que disputó el Millo desde que Pity Martínez se sumó al plantel en el verano del 2015. Los sólo 7 goles y los 36 partidos que pudo sumar minutos desde el banco, dan cuenta que la adaptación por ahora sigue en período de gloria o en este caso de interrogantes sin resolver.

      Gráfica Gonzalo Pity Martínez

"En esta pretemporada lo vamos a poder ver tranquilos, sin urgencias, para que asimile conceptos tácticos que por ahora no pudo entender, es un diamante en bruto que puede llegar muy alto si de la cabeza entiende el juego. En esta pretemporada vamos a darle un seguimiento muy especial", le confiaron a este diario desde el cuerpo técnico de River, con las esperanzas intactas que el Pity se convierta en ídolo del club.

El Pity tuvo su debut oficial fue el 6 de febrero del 2015 ante San Lorenzo, ingresando por Mora y jugando media hora en ese partido donde el equipo fue una fiesta. Repitió minutos en la revancha de esa Recopa Sudamericana con destellos de ilusión. Pero lo mejor fue ante Sarmiento en Junín, el 15 de febrero: fue la figura, fue titular y sólo le faltó el gol. Pero ante Quilmes se lesionó la rodilla y empezó la mala. Un buen partido ante Arsenal cuando metió su primer gol no logró hacer despegar su fútbol y ese semestre lo tuvo jugando mucho, pero sin consolidarse. Cuando terminó esa temporada, había sido el de más partidos de todos.

LEA MÁS:
      Embed

Para el segundo semestre otra vez ilusionó jugando muy bien la primera semi ante Guaraní y siendo titular en la segunda, pero no se entonó en las finales y fue perdiendo terreno. El segundo tiempo de la final ante Barcelona en el Mundial de Clubes lo siguió dejando con sabor a poco. Para este primer semestre del año, las cosas no mejoraron. Este invierno tiene la chance de trabajar para dejar una promesa un tanto desgastada.

      Embed



Comentarios Facebook