martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
07 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cayó uno de los delincuentes más peligrosos de la villa 1-11-14

0
Comentarios


A William Ore Cisneros, de 31 años, la policía lo venía investigando por ocho homicidios en la villa 1-11-14 del Bajo Flores porteño y el Gran Buenos Aires, pero lo terminó deteniendo por el rapto de una chica de 19 años.

Cayó uno de los delincuentes más peligrosos de la villa 1-11-14
Foto:

Un hombre de nacionalidad peruana que estaba siendo investigado como posible autor de ocho homicidios en la villa 1-11-14 del Bajo Flores porteño y el Gran Buenos Aires fue detenido por raptar a una chica de 19 años luego de que la hermana de la víctima aportó datos contra el sospechoso por uno de los crímenes. El detenido fue identificado por la Policía como William Ore Cisneros (31), quien, según un jefe policial que lo investiga hace meses, es considerado 'uno de los delincuentes más temidos de la villa 1-11-14'.

El hombre había capturado a la joven el viernes último en represalia contra la hermana de ella que lo denunció por el crimen de Diego Roberto Rivera Santiesteban, también peruano, cometido el año pasado. 'Formalmente está siendo investigado por la Fiscalía de Pompeya en tres homicidios, pero en la villa dicen que asesinó a cinco personas más.

Tanto miedo le tienen que nadie se anima a declarar contra él y por eso no está preso desde antes', dijo la misma fuente policial.

Si bien se conoció, la detención de Cisneros se concretó el mismo viernes por la noche en una vivienda ubicada en la calle Andrés Bello al 1700 de Ingeniero Budge, en el partido de Lomas de Zamora, en el sur del conurbano bonaerense.

En un operativo conjunto, efectivos de la División Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA) y de la comisaría 10ma. de Lomas de Zamora irrumpieron a esa casa y rescataron sana y salva a la víctima, una chica de 19 años también de nacionalidad peruana.

En el allanamiento detuvieron a William -como se lo conoce en la villa del Bajo Flores-, y a uno de sus presuntos lugartenientes, nacido en el mismo país, identificado como Alan Fernando Valdivieso (30).

En poder de los imputados se secuestraron dos revólveres -uno calibre .32 y el otro .38-, y un total de 134 municiones para esas y otras armas de fuego. Uno de los pesquisas precisó a Télam que en el 'aguantadero' había un altar con imágenes de San La Muerte, al que William 'le pedía dinero y a cambio le ofrecía vidas humanas'.

Según las fuentes, todo comenzó el viernes alrededor de las 14 cuando, de acuerdo a lo declarado por testigos, William y otros dos hombres se llevaron cautiva a la chica de 19 años, de su casa de la manzana 5 de la villa 1-11-14, a bordo de una camioneta Peugeot Partner.

Como la División Homicidios de la PFA venía investigando a William por su posible participación en algunos crímenes dentro de la 1-11-14, el caso fue derivado a ellos que, de inmediato, hicieron la consulta al fiscal federal porteño en turno, Eduardo Taiano, ante la posibilidad de estar ante un secuestro extorsivo. Dado que por la liberación de la víctima no había habido ningún llamado extorsivo ni pedido de rescate, Taiano se declaró incompetente y la causa recayó en la jueza de instrucción 25, Fabiana Palmaghini, quien ordenó realizar algunas tareas de inteligencia.

En pocas horas, los detectives de la PFA averiguaron que los delincuentes se habían llevado cautiva a la chica en la camioneta utilitaria y que un posible sitio de cautiverio era la casa de la calle Andrés Bello, de Ingeniero Budge.

La jueza Palmaghini libró tres órdenes de allanamiento y con la colaboración de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) en turno y del Juzgado de Garantías 6 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, se efectuó el operativo a las 22.30 en el que fue liberada la joven y se detuvo a los dos imputados.

Al ser rescatada, la joven manifestó que el hombre la golpeó reiteradamente y que la amenazó con un arma y le decía que si llegaba a escapar o a contarle a alguien que estaba cautiva, iba a matar a toda su familia. Fuentes de la investigación revelaron que ahora que William está preso, la Policía y la Justicia esperan que la gente del bajo Flores comience a perder el miedo y se presente a declarar lo que saben para que también quede detenido en el marco de alguno de los homicidios.

Es que el sospechoso está bajo investigación por varios crímenes, entre ellos el de un hombre que tenía una casilla en la 1-11-14 y que se cree que el sospechoso la quería utilizar para vender droga pero como el dueño se negó le efectuó seis balazos, uno en la cabeza.

Otro crimen por el que lo investigan fue el de Franz Reinaldo Picavia, quien fue asesinado de 10 balazos en marzo de 2014 en el barrio Presidente Illia tras una discusión con el hermano de William.

      Embed

Comentarios Facebook