lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
07 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

De la escasez a la abundancia: los delanteros que tiene Boca

0
Comentarios


Guillermo está en vías de solucionar uno de los grandes inconvenientes que tuvo en el primer semestre, a raíz de las pocas variantes para poner tres atacantes, como le gusta a él. ¿Quiénes están y quiénes podrían llegar?

De la escasez a la abundancia: los delanteros que tiene Boca
Foto: Hipólito Fernández
Foto:

Tres delanteros. Eso es, para Guillermo Barros Schelotto, una ley indiscutible. En Boca lo implementó apenas pudo. Le faltó —lo sabe— un delantero centro: un bicho de área. Ahí se paró Carlos Tevez, con más voluntad que recursos de goleador. El puesto era de Daniel Osvaldo. Ahora tiene dos opciones para ocupar ese lugar. Sin embargo, va por más.

Boca, hoy en día, en su plantel, cuenta con siete delanteros. O, mejor dicho, siete futbolistas que pueden funcionar bien para armar un tridente ofensivo. Algunos tienen las puertas abiertas para irse. Y otros para llegar. El grupo puede sufrir modificaciones.

Carlos Tevez es el alma del equipo. Figura, ídolo, referente en el vestuario, no quiere ser punta, no busca ser el hombre del área. Las mejores actuaciones de Tevez en su carrera fueron con un goleador delante suyo, alguien a quien abastecer. Tevez es un titiritero, un proveedor eficaz. Si Guillermo continúa con tres atacantes, no reveló en qué sector pondría al Apache. Pero hay algo indiscutible: los delanteros son Tevez. Y los demás.

      Carlos Tevez - Boca vs Cerro Porteño - Foto: Claudio Perin / Diario Popular

Cristian Pavón se ganó el puesto con buenos rendimientos en momentos álgidos. Se lució en un contexto molesto, cuando Boca disputó 80 minutos con un jugador menos ante River. Es extremo derecho. Puede tirarse a la izquierda, si así lo demanda el entrenador. Joven, es una apuesta cada vez más segura.

      Cristian Pavon

Andrés Chávez se movió entre buenos y malos partidos. Nunca alcanzó a cumplir con las expectativas que, en su momento, despertaron su llegada. Potente, se vuelca como extremo izquierdo, pegado a la raya. Mezcla potencia y furia, gol y velocidad. Necesita confianza. El cuerpo técnico, por el momento, no lo suelta: aunque nunca se afianzó, confían en él.

      Andrés Chavez

Federico Carrizo no creció cerca del arco rival. Era un volante con buena técnica, despliegue y rapidez. Un futbolista vertical. Rodolfo Arruabarrena lo convirtió en un wing interesante. Y ahí lo mantiene Guillermo: busca que provoque el mano a mano constante contra el lateral derecho rival. Sin embargo, podría irse: Lanús lo pediría en la negociación por Gustavo Gómez, el central paraguayo del Granate.

      Carrizo gol Lanús.jpg

Walter Bou tendrá que, primero, acostumbrarse al contexto de Boca. Al mundo mediático, a la presión de los hinchas, a las obligaciones de pelear títulos. Conoce el club porque se formó en las divisiones inferiores. Pero no es lo mismo. Y lo sabe. Viene de hacer un buen torneo en Gimnasia de La Plata. Podría, en todo caso, ser el 9 que precisa Guillermo.

      Walter Bou Gimnasia

Darío Benedetto importa jerarquía del fútbol mejicano. Ganó todo en América de México. Brilló. Es ídolo. Pero soñaba con jugar en Boca. Necesitaba, con la ansiedad de un niño futbolista, ponerse la camiseta de Boca. Lo hará. Si esa ansiedad no lo traiciona —como a Daniel Osvaldo—, puede ser el goleador. Puede jugar por afuera, pero sabe moverse cerca del punto del penal.

      Darío Benedetto

Hay más. La lista no se quedaría ahí. Tito Villalva es una opción. Lucas Melano es una preferencia. Wanchope Ábila es un anhelo. Guido Carrillo es el ideal. Ángel Correa es un sueño.

Y, en el medio, sonaron —y cayeron— otros: Gonzalo Bergessio, Junior Benítez, Eduardo Salvio, Lucas Barrios, Nicolás Blandi, Cecilio Domínguez, Lautaro Acosta y Gastón Fernández.

Boca necesita más goles. Porque, para ganar la Copa Libertadores, no le alcanza con los ya que hizo.

      Embed

Comentarios Facebook