domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Política
13 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Analizan el proyecto para acotar mandato de Gils Carbó

0
Comentarios


En el marco de un plenario de diputados, comenzará este martes el análisis de un proyecto del Ejecutivo para acotar el mandato del procurador general de la Nación. Resistencia de la oposición.

Analizan el proyecto para acotar mandato de Gils Carbó
Foto:

Un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados comenzará a analizar esta semana el proyecto de reforma de la ley de Ministerio Público Fiscal que, entre otras cuestiones, propone limitar las atribuciones y el mandato del procurador General de la Nación para que deje de ser vitalicio, al establecer un plazo de cuatro años a esa función, además de crear subprocuraciones para "democratizar" este organismo.

El proyecto será analizado en una reunión de las comisiones de Justicia, a cargo del radical cordobés Diego Mestre; Legislación Penal, que preside la jujeña, Gabriela Burgos (UCR) y Presupuesto de la cámara baja, en manos de Luciano Laspina (PRO), convocada para las 13, que contará con la presencia de especialistas que expondrán sobre el proyecto del Poder Ejecutivo que forma parte de un paquete de iniciativas que apuntan a mejorar el sistema de justicia.

La propuesta es cuestionada por la mayoría de los bloques parlamentarios que coincidieron en advertir que el proyecto perseguía solamente la intención de acotar las funciones de la actual procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, luego de que fracasaran los intentos para que la funcionaria diera un paso al costado, tras la asunción del gobierno de Mauricio Macri.

Fuentes parlamentarias, sin embargo, afirman que se trata de una reforma profunda y si bien recordaron que la iniciativa ingresó hace más de un mes al Congreso y los legisladores tuvieron tiempo suficiente de analizarla, admitieron la posibilidad de realizar modificaciones al proyecto original y desecharon la idea que se conseguir dictamen en esa misma jornada.

Al presentar la iniciativa en el Congreso, el ministro de Justicia, Germán Garavano, destacó la importancia de reformar el Ministerio Público, al sostener que "es muy difícil avanzar en el sistema acusatorio si el Ministerio Público no rinde cuentas, porque hasta ahora funcionó sin controles internos ni externos" y dijo que "con este Ministerio Público, yo aconsejo no aplicar el nuevo Código Procesal Penal".

En su exposición, Garavano aclaró que "no es un proyecto pensado en la procuradora", a la que el oficialismo caracteriza de "procuradora militante K", sino "una reforma a largo plazo para poder aplicar el nuevo sistema acusatorio" y, en ese sentido, dijo que cuando se aplique este régimen "los fiscales deben dejar de ser vitalicios".

Por su parte, el diputado de la Coalición Cívica Fernando Sánchez defendió el proyecto y sostuvo que ese organismo se ha "desnaturalizado", al advertir que se trata "del único poder de todos los establecidos en la Constitución que la cabeza de ese poder, que es el Procurador, interviene en todos los procesos: en la elección, sanción, remoción, en el diseño de la política criminal, y encima es vitalicio. Tiene demasiado poder la cabeza y poco los poderes inferiores".

Para la diputada del Frente para la Victoria Teresa García, la iniciativa es "parte del retroceso del ámbito de la justicia que propone el gobierno de Macri, junto con esa decisión aparente de que vuelvan las escuchas a la Agencia Federal de Inteligencia" y advirtió que "lo que están intentando con este proyecto es golpear y deteriorar a Gils Carbó, al poner 4 subprocuradores para diluir su capacidad de decisión", al anticipar el rechazo de plano a ese proyecto.

En tanto, el diputado del bloque Justicialista Pablo Kosiner declaró que esa bancada "no está de acuerdo en líneas generales" con el proyecto porque, dijo, "en vez de optimizar el trabajo se hace una transferencia de poder a un consejo de procuradores y subprocuradores. Es más una ley de disputa de poder que una ley para hacer más eficiente la administración de justicia".

El proyecto propone acotar el mandato del jefe de los fiscales a cuatro años -el cargo hoy es vitalicio-, "pudiendo ser nuevamente designado con intervalo de un período completo" y facilita el procedimiento de juicio político para remover al Procurador, al contemplar la posibilidad de que pueda ser removido por un decreto del Poder Ejecutivo o bien que la Cámara de Diputados lo solicite por mayoría simple.

En ese caso, la remoción del procurador por mal desempeño será resuelta por el Senado por los dos tercios de los presentes.

      Embed


Comentarios Facebook