jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 20° H 52.5%
18 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Messi lo consiguió: es el máximo goleador de la historia de la Selección Argentina

0
Comentarios


Con el gol ante Venezuela, la Pulga alcanzó un nuevo récord. Con 54 tantos, igualó a Gabriel Batistuta. Y va por más.

Messi lo consiguió: es el máximo goleador de la historia de la Selección Argentina
Foto:

Los detalles estadísticos anunciaban que tarde o temprano iba a suceder. Tras acercarse paulatinamente a la marca de Gabriel Batistuta como máximo goleador de la historia de la Selección Argentina, Lionel Messi apuntó y dio en el blanco, tal cual suele hacer, porque así ocurrió con la impresionante colección de récords que engalana su brillante carrera futbolística. Con el tanto que le convirtió a Venezuela, el rosarino es ahora el dueño del récord nacional.

El primer tanto de la serie en el seleccionado mayor (1 de marzo de 2006, amistoso con Croacia) llegó a través de una maniobra que se ha repetido muchísimas veces: carrera desde la derecha hacia el centro del área buscando el mejor perfil, y zurdazo preciso contra un palo. Ese fue el punto de partida, aunque por entonces Messi no se ponía metas. Simplemente intentaba ganarse un lugar... y soñaba, claro.

      Embed

Después, en la hilera de festejos encontramos varios goles inolvidables. La breve reseña por supuesto incluye los convertidos en el último Mundial -porque fueron decisivos-, uno bellísimo frente a México en la Copa América de 2007, otro genial a Uruguay de tiro libre (esperó que los de la barrera saltaran y le pegó rasante), uno con hermosa pisada previa frente a Chile en Santiago, y le guarda un sitio especial a los cuatro que le marcó a Brasil. El primero de ellos, en 2010, definió sobre la hora un amistoso jugado en Qatar que iba camino al empate en cero. Y los tres restantes se gritaron el 9 de junio de 2012, cuando Argentina ganó el clásico por 4 a 3 en Nueva Jersey. Esa vez el capitán hizo triplete y el último gol lo convirtió también cerca del final.

El balance hasta aquí señala que su relación con la camiseta celeste y blanca alternativamente lo acarició y lo castigó. Como en la vida misma, hubo alegrías y tristezas, pero Messi siempre mostró su compromiso. Ser goleador histórico de la selección es un gran halago personal, aunque él, se sabe, quiere algo más que premios individuales. A Estados Unidos llegó con el objetivo de dar una vuelta olímpica. Y en eso anda, acompañado por un viejo amigo: el gol.

      Embed

Comentarios Facebook