sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
¿TE ACORDÁS DE...?
14 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cuando la moneda argentina valió más que el dólar

Marcelo Pensa
0
Comentarios
Por Marcelo Pensa


En medio de un descontrol inflacionario, el gobierno de Raúl Alfonsín presentó el Plan Austral, por el cual los billetes perdían tres ceros de la noche a la mañana, superando el valor del verde billete norteamericano por un breve lapso de tiempo

Cuando la moneda argentina valió más que el dólar
Foto:

La pantalla de televisión emitía la figura de un hombre engominado, con prominentes anteojos contra la miopía y enmarcado por una bandera nacional detrás de un escritorio. El calendario desprendía la hoja correspondiente al 14 de junio de 1985 y la cadena nacional duró más de una hora. En ese lapso de tiempo, el segundo ministro de Economía del gobierno de Raúl Alfonsín, Juan Vital Sourrouille, pasó a desplegar los lineamientos de lo que pasaría a llamarse Plan Austral.

El descontrol inflacionario y las protestas de la central obrera llevaron a que el gobierno radical echara mano a un programa de estabilización monetaria de shock. La moneda nacional perdía tres ceros de la noche a la mañana y pasaría a llamarse "austral" en reemplazo del peso argentino. Otro dato anecdótico es que se equiparía con el valor del dólar. Es más, durante un tiempo incluso valió más que el verde billete norteamericano.

Las bondades del plan en marcha -que se mantuvo en secreto todo el tiempo que se pudo hasta que una filtración periodística hizo apurar el lanzamiento- le permitió al alfonsinismo imponerse en las elecciones parlamentarias del 3 de noviembre de 1985 con el 43,30% de los votos emitidos.

LEA MÁS

      Embed

Los acostumbrados vaivenes económicos llevaron a que en 1987, a dos años del lanzamiento del plan, desencadenaran una nueva crisis, lo que pasó a ser el fin del Plan Austral. La negativa de Raúl Alfonsín a aplicar más ajustes arrastró los números positivos del comienzo y la necesidad de reemplazarlo por el Plan Primavera en 1988.

Ya de cara a las elecciones del fin de su mandato, con un descontrol inflacionario y la incredulidad de la gente que veía como en su propia cara se remarcaban los precios, precipitaron la renuncia del Presidente tras los comicios que catapultaron a Carlos Menem al sillón de Rivadavia. Fue durante la presidencia de éste que la moneda volvió a llamarse Peso y el austral quedó en el recuerdo de los historiadores.

      Embed

Comentarios Facebook