jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Música
16 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Opinión | ¡La escena emergente, más viva que nunca!

Anuar Peche
0
Comentarios
Por Anuar Peche


Alguna vez, un par de músicos históricos nuestros salieron a decir que el rock estaba muerto o que lo que suena es malísimo. Pero claro, solo hablan a través de los que se escucha en el mainstream manipulado por las empresas. Hoy, el movimiento musical argentino está despierto y en cada finde que pasa se puede comprobar. ¡Solo hay que salir a la calle, señores!

Opinión | ¡La escena emergente, más viva que nunca!
Foto: Los Antiguos-Sebas Michia.
Foto:

Pensar que a algunos históricos se les ocurrió decir que nuestro mágico y bendito rock estaba "muerto". O que lo que se escucha hoy es una "poronga". O que no hay nada nuevo. Y así, un montón de conceptos egocéntricos y errados más. Claro, si alguien le presta atención únicamente a lo que te muestra como oferta el maldito mainstream creado y alquilado por las billeteras gordas de las compañías multinacionales, puede pensar esto. 

O que las bandas que hay, son las cuatro o cinco de siempre y que lo nuevo es malísimo. Pero pensar esto o creer esto, o darle crédito a las palabras de nuestras leyendas solo por ser leyendas, está totalmente fuera de la realidad que ocurre fin de semana tras fin de semana. 

Al movimiento emergente lo intentaron o intentan matar y tapar, con el rocanrol viejita y de tres tonos, y otras fórmulas trilladas que te enchufan las empresas musicales por todos lados. Sin embargo, está más vivo que nunca. La realidad de la escena, es hermosa. Y cada día, con más jerarquía. Tanto que en algunos ejemplos incluso superan a lo internacional.


      922946_1690289124589531_8600632663850593187_n.jpg
En imagen, LAS TARADAS- Noe Pachano.

Solo hay que mover un poco el traste, salir de las cuatro paredes, del adictivo celular, de la PC y las redes sociales, que así como potenciaron la movida por una difusión casi gratuita (el "casi" es porque ahora tenés topes de difusión que antes no había, pero claro, don Internet se avivó), te atrapan y te dejan en casa. Sin ver con el cuerpo y alma lo maravilloso que está sucediendo afuera.

Hay que salir del frasco de mayonesa señores. ¡Salgan al sol!, diría el loco lindo de Billy Bond, un histórico que banca la movida independiente. "La semilla está en el under", repite Willy Quiroga, de Vox Dei, cada vez que habla de la movida. Otro creador que siente orgullo por la escena emergente actual y la conoce.

Hoy, la vara del movimiento emergente es altísima. Hay tremendas bandas, grandes proyectos y apuestas, construcciones independientes y autogestionadas con más calidad que la que arman muchos de los pesos pesados. 

Las bandas se graban, editan sus discos, se difunden y logran viralizar su historia en las redes o en el clásico e infalible boca a boca y cara a cara, forman sus propios sellos, hacen sus propias remeras, su propio arte, y hasta forman sus ciclos sin tener el berretín de ese seudo productor que le cobra a los músicos por tocar o formar parte de una "fiesta". ¡Y lo peor es que la fiesta la arman los músicos! 

      posei.jpg
En imagen, POSEIDOTICA- Sebas Michia.

¡Sí! Todavía existen vivos, que se creen pillos, y le sacan plata a las bandas. Por fortuna, ha crecido la lucha contra estas larvas explotadoras de ilusiones o aprovechadoras de ansiedades. Claro que costó avanzar en esto porque en este país, no hay una educación musical sobre cómo trabajar en la escena. Se aprende a los golpes, con los años; pero se aprende. Y cada vez más.

Día a día, el músico entiende su lugar y pelea por el reconocimiento como laburante en un país donde incluso --aunque suene loco-- para muchos que están en la música, el rock nunca formó parte de la cultura. Y esto, claro que con el post-Cromañón tomó aún más fuerzas. Pero para el orgullo de los que forman parte de este circuito emergente que crece y crece más que el mainstream, sea el género que sea, de a poco se están transmutando estos conceptos con olor a naftalina. 

Seguramente los que piensan que nuestro rock y los otros géneros nuestros están muertos, se quedan los findes en sus casas, escuchando solo "lo de antes" que para ellos siempre "fue mejor" o lo que propone el musicalizador de una radio, que es aún peor porque digita qué escuchar.

      rusos hdp 1.JPG
En imagen, LOS RUSOS HDP. - Laura  Tenenbaum.

Seguramente estos no fueron a ver a Los Antiguos (para el que escribe estas líneas, la banda que vino a marcar un antes y un después en la escena pesada), Poseidótica, Las Taradas, Eterna Inocencia, Avernal, Pez, Saurón, Banda de la Muerte, Plan 4, Los Rusos Hijos de Puta, Sur Oculto,  Acorazado Potemkin, TamesisNagual, El Mató a un Policía Motorizado, o Riddim por citar algunos pocos ejemplos de diferentes palos que la rompen toda, toda sin depender de nadie. Y hay infinitos ejemplos más de bandazas que fin de semana tras fin de semana la rompen toda.

Quizá los que creen que no hay nada nuevo que esté bueno, no estuvieron o no conocen los circuitos creados por locos con ganas de hacer movidas o por las mismas bandas para autogestionarse todo.

¿Ejemplos? El Club Calavera, De las Creaturas en el sur, Festi Terror por capital, Comunidad Metalera del Sur, Comunida Guerrera, Noiseground y Stoner Fest, Club de la Muerte, La Rebelión en la Máquina, Circuito Antimecánicos, Lunes o Sabbath, Triángulo de Fuego, El Under Ponga Huevo, La Ceremonia de el Perrodiablo, Motoclub, Club del Blues Local, "La concha de tu madre Psychfest Vol. XII" por La Plata, y hay montones más.

      0001394107.jpg

En imagen, PEZ- Agustín Desurre.

O no se enteraron de que existen ni pisaron lugares míticos o nuevos que cobijan este semillero increíble como el Club V de Villa Crespo, Club Tucumán de Quilmes, El Emergente de Almagro y Abasto, Zadar de Wilde,  Wolf de Banfield, Continuum de Hurlingham, Melonio, Club Plasma, Uniclub (todos de Capital), Viejo Correo de Temperley, Vadenuevo de Morón, el Amparo de Burzaco.

O City Bar de Martínez, Mutar de Avellaneda, Alma Bar de Remedios de Escalada, Rey Lagarto y Pura Vida de La Plata (este último, lamentablemente el municipio no quiere habilitarlo para la presentación de bandas), Under the Wall de Aldo Bonzi, y hay bocha de lugares más. Por suerte, sí. Y ni hablar de las movidas y movidas que se realizan finde tras finde en el interior del país como Córdoba, Mendoza, La Pampa, Bariloche, Santa Fe, Tucumán y así seguiríamos nombrando a cada provincia, y cuidades. En cada rincón de nuestra bendita tierra, hay bandas y grandes bandas. Y gente que apuesta por el crecimiento de la escena.

La lista de proyectos y quilombos independientes hermosos, es interminable. Se expande como la música cuando ingresa al cuerpo. Obvio que faltan más lugares con buen equipamiento y atención, pero que hay, hay. También falta que el público se despierte de una vez por todas, y las salas se agoten siempre, porque lo que hay está que explota. Ojalá este buen presente artístico se potencia. Y por cómo camina, por cómo se transpira pinta que va a ser así.  Brindemos de las copas más lindas que tenemos porque hoy, ¡la escena emergente está más viva que nunca!

      eterna 1.jpg

En imagen ETERNA INOCENCIA. 



      Embed


Comentarios Facebook