miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
19 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Exclusivo | Russell Crowe: "Muchas veces me asomo a la comedia"

Jack Tewksbury
0
Comentarios
Por Jack Tewksbury


La estrella australiana estrenó Dos Buenos Tipos, película en la que explota su aptitud para el humor. Y dice que es un registro que usó más veces de lo que se cree en su carrera.

Exclusivo | Russell Crowe: Muchas veces me asomo a la comedia
Foto:

Una presencia galvanizante, cuyo talento prodigioso le hizo ganar el respeto por sus actuaciones en el exigente mundo de Hollywood, pero cuyo temperamento, ocasionalmente violento, lo puso públicamente en apuros en más de una oportunidad. Russell Crowe está en la denominada "lista A" que agrupa a los más destacados actores y actrices, por lo que sus magnéticas actuaciones hacen olvidar su fama de "muchacho de mala naturaleza". Con la gran actuación como racista en la película australiana "Romper Stomper" (1992), Crowe se estableció como un gran actor en potencia. Cruzando el océano Pacifico, irrumpió en la pantalla como un violento policía detective en la década del 1950 con "L.A. Confidential" (1997), anunciando fuertemente a las audiencias, que el había arribado a Hollywood.

Dos años después, Crowe ganó su primera nominación al Oscar, por su gran interpretación de un ejecutivo de la industria tabacalera, encerrado entre decir la verdad y proteger a su familia en "The Insider" (1999). Pero su turno fue cuando filmó como de general romano que se convierte en "luchador profesional" en "Gladiator" (2000), que le deparó la gloria de un Oscar y cimentó su posición como uno de los más importantes actores de su generación. Crowe nació el 7 de abril de 1964 en Wellington, Nueva Zelanda.

LEA MÁS:

      Embed

Habiéndose estrenado su última película, "The Nice Guy" (Dos Buenos Tipos), DIARIO POPULAR consiguió una entrevista exclusiva con Russell Crowe, la cual se realizo en el Beverly Hilton Hotel en Beverly Hills, California.

l Usted está acostumbrado a filmar dramas, ¿cuánto de sus conocimientos de actor necesita para mostrar su sentido del humor?

-Sí, pero si usted mira todas mis películas, podrá observar cómo se asoma un poco la comedia. Pero realmente no deseo hacer un género especifico o un tipo de carácter especifico. Nunca lo fui. Simplemente respondí al material que me mandaron hacer. Yo pensé que era una material muy narrativo, una historia que no era común y de la cual salió una comedia.

l ¿Algún otro ejemplo?

-Usted retrocede en la historia y encontrará, puntualmente, que ciertas decisiones gubernamentales corrompieron el futuro de Estados Unidos (risas, muchas risas). Pero es lo que decidió la sensibilidad de Shaene Black (el director) y que fue una perspectiva muy original en la película que fue Ryan (el actor Ryan Gosling) y yo tuve así, un gran lugar para maniobrar con los personajes que estábamos interpretando.

l Usted nunca trabajó antes con Ryan, quien seguro estaría algo nervioso en el primer día de filmación y, obviamente, sabría aguantar una broma porque usted le hizo muchas y fuertes. (risas).

-En realidad tuvimos un primer encuentro dos años antes de la filmación. Antes lo había visto en tres películas que hizo una detrás de la otra en el 2011: "Drive", "Crazy Stupid" y en "The Ides of March", y pensé que era un actor muy especial. Quise hablar con el sobre el proyecto de "The Nice Guys". Lo llamé y tuvimos una conversación muy animada, nos reímos mucho. Me di cuenta que íbamos a trabajar sin ninguna dificultad, especialmente por su absurdo sentido del humor, lo cual me hizo reír cada uno de los días que trabajamos, pero fue y es muy serio sobre su trabajo. Cada día que trabajábamos juntos, venía y trabajábamos muy en serio, cosa que yo aprecio mucho.

l ¿Cómo definiría a Gosling?

-El es un pequeño insecto muy serio (risas), hace muchas preguntas y examina las cosas y por sobre todo es un cineasta. Si habla haciendo referencia sobre algo, lo hace como si fuera Harold Lloyd o Abbott y Costello o Gene Wilder. El es un estudiante de la cinematografía. Está siempre tan preparado y valiente con sus decisiones, que virtualmente salta cuando el director dice "Acción!". Es muy divertido trabajar con él.

l ¿Qué aconsejaría a la gente joven, que quieren ser actores, si ellos se lo preguntaran?

-Si usted estuvo sentado y llegó a la conclusión que debía ser actor, basado en el hecho de que sus ojos eran de un determinado color, o que su rostro tenía cierto tipo de simetría o lo que sea le diría que no va a disfrutar este trabajo (risas), porque hay mucho rechazo, y también hay un punto de vista subjetivo, que usted nunca necesariamente estará de acuerdo y ni siquiera entender. Así que usted lo hace por sus propias razones. Y es cuando usted va a disfrutar y no lo va a hacer por dinero, ni tampoco por su posición relativa. Usted lo va a hacer porque usted es parte de ese porcentaje de la población que tiene el ADN de los gitanos, donde usted quiere ser el relator de historias. Así que si usted lo hace y es la base de sus razones para hacerlo, usted lo va a disfrutar.

l Entonces disfruta filmar, ¿no?

-Si yo hubiera vivido en el tiempo de Shakespeare, seria muy feliz en la parte trasera de un carro tirado por un buey, buscando una casa grande, viendo si podríamos poner un show. Me sentiría muy feliz.

Ryan Gosling y Russell Crowe son los protagonistas de "Dos Buenos Tipos", de Shane Black ("Kiss Kiss Bang Bang" o "Iron Man 3"). Ambientada en Los Ángeles durante los años 70, gira en torno al detective Holland March (Gosling) y el matón a sueldo Jackson Healy (Crowe), los cuales se ven forzados a colaborar para resolver el caso de una joven desaparecida, la muerte de una estrella porno y una conspiración criminal que llega hasta las altas esferas. Healy y March tendrán que utilizar todos sus recursos, más o menos legales, para salvarse y asegurarse de que la verdad salga a la luz.

      Embed

 

Comentarios Facebook