viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Política
18 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Ahora el Gobierno evalúa tener un avión presidencial

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


El traslado del jefe de Estado a destinos alejados, como Europa por ejemplo, llevó a la administración macrista a evaluar la compra o alquiler de una máquina con menos gastos operativos.

Ahora el Gobierno evalúa tener un avión presidencial
Foto:

El presidente Mauricio Macri no utilizó vuelos de línea para su viaje a Colombia y se trasladó en el Tango 10, la única unidad en condiciones de la flota presidencial que le legó el kirchnerismo. En Casa Rosada ahora desechan la opción original -la combinación de horarios y escalas conspiran contra los tiempos de la agenda oficial- y negocian la adquisición -no se descarta alquilarla vía el 'leasing' que utiliza Aerolíneas- de una nueva aeronave más chica y con menos gastos operativos que el averiado Tango 01, pero con la autonomía suficiente para arribar sin escalas a Europa.

A fines de diciembre pasado una auditoría detectó serias fallas y falta de mantenimiento en la flota presidencial. El único avión en condiciones de operar era el Tango 10, un Learjet, uno de los de menores dimensiones pero el más moderno del grupo. Lo cierto que para trasladar a las comitivas oficiales se decidió utilizar vuelos de línea como un gesto de austeridad.

Desde la Secretaría General de la Presidencia, que tiene a su cargo la flota oficial, decidieron que tanto la compra de un Boeing que reemplazara al principal avión presidencial como el arreglo de las otras unidades no eran viables por los altos costos.

Con el tiempo en el gobierno se dieron cuenta que la utilización de vuelos comerciales resultaba perjudicial para la ajustada agenda del primer mandatario. Por ejemplo, el viaje que el presidente y su comitiva realizaron a mediados de enero pasado a Davos, para participar de la Cumbre económica mundial, resultó por demás complicado por las múltiples escalas que debieron realizar.

"No tiene más sentido que el presidente viaje en vuelos de línea ya que resultan una pérdida de tiempo importante y causa muchos trastornos", admitió a este diario un vocero gubernamental consultado.

Algunos dirigentes opositores consideran, de manera maliciosa, a este cambio como una nueva "marcha atrás" adoptada por el oficialismo, como la reformulación del tarifazo del servicio de gas.


LEA MÁS:

      Embed


Pero también apuntan que el cambio de estrategia se asemeja al implementado durante el gobierno de la Alianza. Fernando de la Rúa había prometido en campaña vender el Tango 01, símbolo de la ostentación menemista.

El último martes Macri, su mujer Juliana Awada y una decena de funcionarios utilizaron el Tango 10 para la visita de estado a Colombia. Pero la aeronave tuvo que hacer tanto a la ida como a la vuelta escala en Salta.

"No tiene la autonomía suficiente y tampoco es la solución porque se gasta mucho dinero cada vez que hay que utilizarlo. Es que tampoco está en óptimas condiciones y su mantenimiento resulta muy caro", contó una fuente de la Secretaría General.

Los funcionarios de la cartera comandada por Fernando De Andreis aún estudian de qué forma van a adquirir el nuevo avión presidencial. "Se está estudiando la posibilidad de adquirirlo vía un leasing (alquiler) o comprar un avión más chico (que el Tango 01). Hace unos días se estuvo consultando un trabajo especializado sobre un leasing para una aeronave de este tipo y también se consulta a Fuerza Aérea y Casa Militar", amplió la misma fuente.

"La idea es comprar un avión más chico, de menos de 20 plazas, pero que no genere mucho gasto. Hay que cuidar las cuentas por lo que se sigue una política austera", concluyó el vocero consultado.

      Embed


Comentarios Facebook