jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Conurbano Reservado
23 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Con comportamiento dispar, los aliados de Vidal también están moviendo sus fichas

0
Comentarios


Sus equipos de colaboradores hacen andar la rueda de la gestión en el día a día, en un segundo plano aparecen "los aliados",

Con comportamiento dispar, los aliados de Vidal también están moviendo sus fichas
Foto:

Mientras la gobernadora María Eugenia Vidal no descuida su pose ante la opinión pública y sus equipos de colaboradores hacen andar la rueda de la gestión en el día a día, en un segundo plano aparecen "los aliados", que empiezan, en algunos casos, a encontrar sus roles y plantear sus objetivos.

Los "aliados" con los que cuenta la gobernadora son grupos no siempre identificables en su estado puro. En principio aparecen los radicales y los cívicos como los que formalmente integraron Cambiemos. Pero hay de los otros.

Hay matices visibles en la alianza parlamentaria que Cambiemos entabló con el Frente Renovador; algunos massistas encuentran más comodidad en profundizar ese entendimiento que en buscar protección política en el paraguas que, más temprano que tarde, tendrá que empezar a desplegar el peronista mejor visto por la sociedad para las futuras elecciones: el diputado nacional Sergio Massa.

Pero así como pueden acercarse nuevos actores que no estaban contabilizados, también hay "amigos" que, en la práctica, permiten prescindir de "enemigos". Tal es el caso de la actitud que empiezan a esbozar algunos sectores del propio PRO para hacer pesar sus pareceres.

Por último, hay que ponderar también el juego que organizaciones políticas preexistentes, de identidad difusa, que tienen que ver con lo territorial empiezan a conformar su propia agenda paralela sobre cuestiones puntuales.

Los despliegues de unos y otros, en algunos casos, están en línea con ciertas acciones del gobierno que encabeza Vidal, en otros no. Así el contador general realiza operaciones de sumas y también de restas.

Por caso, la gobernadora Vidal fidelizó su relación política con el intendente de Vicente López, Jorge Macri, al respaldar prácticamente su candidatura a senador en la próximas elecciones, al parecer un compromiso de la mandataria luego de que el intendente desistiera de su candidatura a gobernador en 2015.

Pero ese gesto puso incómodo al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, que, raudo y sin disimulos, aceleró a fondo en su estrategia de crecer y solidificar con peronismo, que ante la posible incorporación del intendente de San Miguel, Joaquín De la Torre, quiso sumarse al cartel. Si el aporte de Monzó posibilita recuperar el Fondo del Conurbano, habrá que crear una Unidad de Ejecución, que tendrá que tener un titular, parece haber sido el razonamiento que hizo llegar el diputado nacional al actual intendente. "Bueno, por lo menos no nos mandó alguien del 'equipo de Boudou'", se consolaba un vidalista de calle 6.

Pero hasta aquí estamos hablando de cuentas entre republicanos; otro talante tiene la jugada que los cívicos vienen desplegando en búsqueda de transparencia, apurando el paso que Vidal eligió en planos entrelazados entre sí: Justicia, Organismos de Control y Seguridad.

El gobierno evalúa posibles cambios en la Procuración General, en el Tribunal de Cuentas y en la propia Suprema Corte de Justicia, porque entiende que el problema de la Seguridad y la corrupción tiene terminales en esos organismos constitucionales.

Si bien no está en los planes inmediatos -ni siquiera mediatos- de Vidal avanzar en un juicio político que permita desplazamientos; los cívicos y aliados territoriales hacen su juego y se meten en la cuestión visibilizando el rol clave que la Secretaría Permanente del Sistema de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios tiene en esos procesos.

Un senador lilito, Andrés De Leo, prepara una solicitud de informes "picante" sobre este organismo que instruye en los procesos de los juicios políticos, en lo que constituye un tiro por elevación para el actual presidente de la Suprema Corte, Luis Esteban Genoud.

El pedido de informes llega justo cuando el actual presidente de la Suprema Corte sea recordado, en estos días, al cumplirse un nuevo aniversario de la muerte de Kosteki y Santillán, pues por esos años Genoud comandaba los efectivos policiales que terminaron con la vida de los militantes, en su carácter de ministro de Seguridad bonaerense.


LEA MÁS

      Embed


Concosur 2016

En Lanús, los intendentes dieron el puntapié inicial de la edición 2016 del Concosur, el consorcio que nuclea a algunos municipios del conurbano sur y espacio donde, eventualmente, se puede articular políticas de Estado en temas que vinculan a los distritos en cuestión.

El reducto sirvió para la rosca peronistas estos últimos años más que para otra cosa, pero ahora las cosas han cambiado. Por lo pronto, no todos los intendentes son de ese espacio político, por lo cual la que rosca partidaria está prácticamente vedada.

El espacio estuvo históricamente comandado por el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, instituido por años como jefe de intendentes, pero en los últimos tiempos dejó de serlo. Ya no es referencia ni en el Conurbano, ni en la Provincia y tampoco en la República. Y, ahora también dejó de ser el convocante del Concosur; la posta parece recaer en principio en el intendente de Lanús, Néstor Grindetti.

Durante esta primera reunión se abordaron temáticas vinculadas a la seguridad, salud, educación y desarrollo social, en los próximos encuentros los jefes comunales asistirán con sus equipos de trabajo y se invitará a funcionarios provinciales para articular tareas conjuntas y debatir sobre las necesidades del Conurbano. Fueron de la partida, además de Grindetti y Pereyra, los intendentes de Avellaneda, Jorge Ferraresi; de Quilmes, Martiniano Molina, de Almirante Brown, Mariano Cascallares y de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

A la deriva

Un nuevo y sorprendente capítulo del enfrentamiento que mantiene la administración municipal de Ituzaingó con el Ministerio de Seguridad bonaerense, y por extensión con el gobierno de Vidal, explotó con la concreción de un acto que marca el final, veremos si provisorio o definitivo, de la relación entre el municipio y la provincia.

Por orden del intendente Alberto Descalzo, los móviles pertenecientes a la municipalidad de Ituzaingó (7 Fiat Siena y 3 camionetas Ford Ranger) prestados a la Policía Local fueron retirados de la dependencia ubicada en Ventura Alegre y Blas Parera, como así también la totalidad de los equipos de Nextel, unos 60 equipos, que habían sido entregados para facilitar las comunicaciones entre los efectivos.

Según fue contando en estos días, desde el municipio nunca estuvieron conformes con "el cambio de mando" en la jefatura de la fuerza, dado que estaban tanto las autoridades comunales como la mayoría de los vecinos conformes con el trabajo realizado por Jorge Castillo, anterior conductor de la Policía Local. Eso provocó un fuerte entredicho entre el intendente y el ministro de Gobierno, Federico Salvai, al punto tal que el designado como nuevo jefe de esa fuerza, Leandro Maidán, nunca terminó de hacerse cargo de la fuerza local.

Maidán estaba a cargo de la Policía Local de Esteban Echeverría, pero Ituzaingó no le cayó bien de entrada. Se presentó casi al solo efecto de comunicarles a los funcionarios municipales que no quería estar en ese distrito y desapareció, aunque formalmente sigue siendo el funcionario a cargo de una fuerza de 300 hombres y mujeres que como quien dice está sin móviles y comunicación a la deriva.

El Grupo Padua

Los intendentes enrolados en el llamado Grupo Padua, junto a representantes de la Justicia, del Ejecutivo y de la Iglesia conformarán una mesa de planificación, evaluación y seguimiento de políticas públicas contra el narcotráfico y el narcomenudeo.

Así lo definieron durante una reunión que convocó a jefes comunales de Hurlingham, Ituzaingó, Morón, Marcos Paz, Moreno, Merlo y La Matanza, al ministro de Justicia Gustavo Ferrari, jueces, obispos y curas de la región.

De la mesa participarán miembros del Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires, representantes de la Corte Suprema de la Nación, jueces y fiscales federales y un referente de cada municipio para hacer frente al flagelo del narcotráfico.

Con esta premisa, una vez por semana se realizará una reunión para planificar distintas acciones y una vez al mes se convocará a un encuentro de evaluación y seguimiento de las políticas que se implementen. El próximo encuentro se realizará en La Plata.

Servicios esenciales

La Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense (FESIMUBO) convocó a un paro por tiempo indeterminado e instalaron una carpa frente al palacio municipal en el distrito de Campana.

Los trabajadores reclaman que el intendente cumpla la promesa de campaña en torno al aumento salarial. La comuna está casi parada, los empleados solo brindan servicios esenciales.

El intendente Sebastián Abella, afronta horas de extrema tensión con los empleados municipales, que rechazaron la propuesta de aumento salarial elevada por el Ejecutivo.

Lejos del acuerdo salarial, el gremio lanzó un paro con cese de actividades por tiempo indeterminado y la colocación de una carpa de protesta en la plaza frente a la Municipalidad de Campana.

"Debido a la intransigencia del Departamento Ejecutivo Municipal de Campana, en ceñirse al 15% de aumento salarial para el año 2016, dividido en dos pagos de 7,15%, más una suma fija no remunerativa (en negro) de $ 2.500 por única vez, el Sindicato de Trabajadores Municipales local y sus Cuerpos Orgánicos, encabezados por su secretario General, Carlos Barrichi, determinaron medidas legales de acción directa, en rechazo a la postura inflexible del intendente municipal de Cambiemos, Sebastián Abella, acompañado por su Gabinete", expresaron desde FESIMUBO, en un comunicado.


      Embed

Comentarios Facebook