martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Conurbano Reservado
24 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Una postura alternativa sobre el Fondo del Conurbano Bonaerense

0
Comentarios


Jorge Sarghini, Cámara de Diputados bonaerense, marcó distancia de las acciones desplegadas por la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal

Una postura alternativa sobre el Fondo del Conurbano Bonaerense
Foto:

El presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Jorge Sarghini, marcó distancia de las acciones desplegadas por la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal respecto del camino elegido para reclamar fondos provinciales al gobierno nacional.

Por un lado, reconoció que "la demora del tratamiento, a lo largo de las últimas décadas, de una nueva ley de coparticipación, tal como exige la Constitución, muestra la incapacidad de la política para tratar las cuestiones de largo plazo, las más estructurales". Además, el diputado consideró como un avance del federalismo la devolución a las provincias del 15 por ciento que aportaban a la ANSES.

"No vale la pena detenerse en cuál fue el disparador, pero lo cierto es que el nuevo equilibrio de fuerzas que la gente votó permitió que se llegara al acuerdo de la reunión de Córdoba, que estableció el gradualismo de 3 puntos por año - ya se devolvió el 2016 - hasta 2020 para el reintegro total de los fondos", agregó.

Respecto de la actualización del Fondo del Conurbano para la provincia de Buenos Aires, Sarghini consideró que "la reivindicación es objetivamente indiscutible" pero aclaró en cuanto al diseño que "volver a recrear el Fondo del Conurbano tal como existiera en otros tiempos no es el camino porque no sólo es inviable políticamente sino también resta recursos a las provincias que también perdieron".

Para el ex ministro de Economía bonaerense y considerado el "padre del patacón", en el contexto de crisis de 2001, la negociación debe orientarse a un "arreglo bilateral entre la Nación y la provincia de Buenos Aires para evitar el reclamo del resto de las provincias". De esta forma, el presidente de la Cámara baja Jorge Sarghini, aliado parlamentario estratégico del gobierno de Cambiemos, marcó distancias de las gestiones que se están realizando en distintos ámbitos para recuperar los fondos perdidos por la provincia tras el tope de 650 millones de pesos en su participación del denominado fondo de reparación histórica del Conurbano, constituido por el 10 % de la recaudación del impuestos a las ganancias.


El hermano del intendente

Un nuevo escándalo se produjo esta semana en el municipio de Quilmes cuando el hermano del intendente Martiniano Molina frenó el tratamiento de un proyecto clave en el Concejo Deliberante que repercutirá en los bolsillos de los contribuyentes.

De Tomás Molina se trata, el hermano del mediático chef, de quien se asegura en los corrillos de la municipalidad es el verdadero intendente de Quilmes. "Él arma y desarma a su antojo, porque Martiniano sólo sabe de cocina", aseguran en el entorno político quilmeño.

Tomás ejerce el cargo de secretario general del departamento ejecutivo puesto por su propio hermano, ya que "él, sí sabe de política".

En rigor es una familia de políticos, curiosamente menos el intendente, un cargo eminentemente político, como el de un presidente, pero a menor escala. Tan es así que la gobernadora bonaerense sumó a su equipo a Jorge Molina, el padre de Martiniano, y esposo de Raquel Coldani, actual concejal y presidenta del bloque de la alianza macrista radical de Cambiemos.

Jorge Molina fue secretario de Gobierno en la gestión del efímero presidente de la Nación Eduardo Camaño, durante la crisis de 2001 y 2002.


LEA MÁS:

      Embed


A comienzos de este año, el chef que ahora es intendente de Quilmes había creado una Secretaría General especial, justamente para su hermano Tomás. Estas roscas políticas al fin saltaron esta semana en el Parlamento local cuando un proyecto clave para los intereses de los vecinos no fue tratado en el Concejo Deliberante por orden del hermano del intendente, haciendo de hecho las veces de mandamás.

El proyecto tiene que ver con el blanqueo de edificios, no con una cuestión de pinturas sino que trata de legalizar construcciones ilegales o sin declarar donde sobresale el bajo costo que se les pretende cobrar de multa a quienes construyeron pisos de más en Quilmes Centro.

Por ejemplo, por un departamento de 100 metros cuadrados, sería de unos 31.500 pesos, ínfimo en relación a su verdadero valor, calculado en 180 mil dólares. Ínfimo también en relación a la ganancia que logra quien se arriesgó a construir al margen de la ley.

Pero el lunes por la tarde, el secretario general de la Municipalidad, Tomás Molina, se comunicó telefónicamente con uno de los concejales de la alianza radical macrista de Cambiemos y "dio la orden" de que el proyecto vuelva a comisión. El hecho provocó revuelo y malestar dentro del departamento deliberativo y de la propia municipalidad.

Extraoficialmente se dejó trascender que "habrá retoques en el proyecto" pero off de récord, varios concejales y miembros del gobierno macrista, señalaron que "hay algo que a Tomás le molesta sobre el acuerdo alcanzado".

Según aseguraron también concejales de la oposición "fue muy sugestiva la actitud del secretario general, quien cada día tiene más poder en el gobierno municipal".

"A nadie le escapa que el proyecto nació en la Municipalidad donde nada se hace sin el aval de Tomas, el hombre fuerte y verdadero intendente", agregaron.

La duda entonces es qué fue lo que originó que Tomás Molina "ordene" no tratar el proyecto.

"Hay una respuesta para afuera y otra para adentro" reconoció un concejal del oficialismo radical macrista. Lo que sí se sabe es que el hecho provocó mucho malestar en el concejo deliberante, incluso en el bloque oficialista y en la misma Municipalidad de Quilmes.


Viaje de egresados

En el marco del acto por el Día de la Bandera que se realizó en la Escuela Primaria Nº 23 José Ingenieros, ubicada en Villa Tesei, el intendente Juan Zabaleta anunció el lanzamiento del programa "Mi primer viaje de egresados" para que alumnos de 6to grado de establecimientos públicos del distrito puedan realizar su viaje de finalización de esta etapa escolar tan importante.

"Creemos que el Estado también tiene que estar y acompañar el esfuerzo que hacen los papás y las mamás y que muchas veces no alcanza para que los chicos puedan viajar. Y ni que hablar del esfuerzo de la comunidad educativa", expresó el intendente.


      Embed


Comentarios Facebook