jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Turismo
27 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La Hoya: para poder sentir y disfrutar de la nieve

0
Comentarios


El Centro de Actividades de Montaña La Hoya se encuentra a pocos minutos de Esquel, en la provincia del Chubut. Una propuesta imperdible para esta temporada de nieve que se extiende desde julio hasta octubre. Es momento de prepararse para disfrutar de la montaña y sus encantos en plena Patagonia argentina.

La Hoya: para poder sentir y disfrutar de la nieve
Foto:

Una de las perlas de la cordillera patagónica es sin dudas la ciudad de Esquel, su diversidad de atractivos y propuestas turísticas la han convertido en una de las favoritas del sur argentino a la hora de elegir dónde vacacionar, poder distenderse de la rutina de cada día y alejarse del estrés.

Faltando poco para una nueva temporada de nieve, el centro de esquí La Hoya reinvierte año a año para mejorar sus servicios y generar oportunidades para todos aquellos que desean disfrutar y sentir la magia blanca. Esta experiencia que comienza en el ascenso con los medios de elevación, permite escuchar el silencio y encontrarse con uno mismo en pleno contacto con la naturaleza.

El Centro de Actividades de Montaña La Hoya, inaugurado en 1974, está ubicado en las afueras de Esquel a tan solo 12 kilómetros del centro, y es uno de los pocos centros de esquí de Argentina a los que se accede muy rápido, sin demoras y de una manera segura. Esta virtud genera en los esquiadores una simpatía especial, ya que luego de una larga jornada deslizándose por las pistas es posible llegar en minutos al hotel para descansar y relajarse, antes de emprender el camino hacia algún restaurante y disfrutar de la exquisita gastronomía que propone la localidad mencionada.

La Hoya siempre se destacó por contar con una de las temporadas de esquí más prolongada de todo el país, la disposición natural de las pistas con respecto al sol conservan una excelente nieve hasta mediados de octubre, facilitando la planificación de los viajes de acuerdo a la disponibilidad de cada esquiador, sin estar condicionado a las vacaciones invernales exclusivamente. Una de sus características es la nieve de "primavera", una calidad de nieve en polvo inigualable que además, por las condiciones del clima, permite la práctica de este deporte con ropa liviana.

LEA MÁS:

      Embed

No menos importante es el cuidado del medio ambiente y la inversión que se viene desarrollando año tras año en infraestructura y en los medios de elevación, no solo otorgando mayor calidad y seguridad a los esquiadores, sino también porque agiliza los ascensos sin producir colas y contratiempos. La Hoya tiene la particularidad de congregar no solo a esquiadores con gran experiencia, sino que es un centro de esquí ideal para quienes quieren iniciarse en este deporte y que aún no han probado deslizarse en la nieve. La calidez y el profesionalismo de los instructores de esquí, hacen para los principiantes el lugar perfecto.

Una de las principales motivaciones que brindan La Hoya y Esquel, es que invitan a que cada visitante pueda disfrutar y vivir la experiencia de la nieve a su manera, para ello se han desarrollado actividades dirigidas a aquellos que no saben esquiar, para quienes acompañan al esquiador y quieren divertirse en la nieve, como también para los que por sus temores creyeron que esquiar nunca sería posible.

Las raquetas son el primer medio que utilizó el hombre para atravesar la nieve, lo que hace que esta sea una actividad muy divertida para el grupo familiar, una opción que no requiere de experiencia previa ni de esfuerzos físicos grandes, y que permite entrar en contacto no solo con la nieve sino con su entorno natural.

Las salidas se realizan todos los días y es una excelente oportunidad para redescubrir el ambiente natural que rodea a La Hoya, entender las etapas geológicas del lugar, la diversidad de especies de fauna y flora que allí habitan, agudizando los sentidos.

Comentarios Facebook